INTERNACIONAL
20/02/2013 13:46 CET | Actualizado 20/02/2013 13:53 CET

Testosterona y agujas: Oscar Pistorius las guardaba en su dormitorio la noche del asesinato de su pareja

AFP

La policía de Sudáfrica encontró este miércoles en el dormitorio del exatleta Oscar Pistorius dos cajas de testosterona y agujas. El deportista, acusado de asesinar a tiros a su pareja, la modelo Reeva Steenkamp, tendrá que explicar si se inyectó dicha sustancia, entre cuyos efectos se deriva una mayor agresividad.

Además, este hallazgo plantea la posibilidad de que el atleta, de 26 años, pudo haber usado sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento deportivo. El velocista, acusado de matar a tiros a su pareja el pasado día 14 en el interior de su vivienda, se convirtió en el primer corredor paralímpico en competir en unos Juegos Olímpicos, en Londres 2012.

La testosterona es una de las sustancias prohibidas por el Comité Olímpico Internacional, pero según ha asegurado su abogado, Barry Roux, en declaraciones a AFP, "es un remedio natural que él puede usar y que ya usó antes".

Durante su participación en los Juegos Olímpicos de Londres, donde se hizo con el oro en los 400 metros, plata en los 200 y se clasificó en cuarta posición en los 100, el portavoz de Comité Paralímpico Internacional, Craig Spencer, ha precisado que Pistorius dio negativo en los dos test que se le practicaron durante los juegos.

GRITOS A LAS 2.00 DE LA MADRUGADA

Este miércoles se ha reanudado el juicio a Pistorius, quien ayer aseguró que disparó a través del cristal del cuarto de baño de su dormitorio tras haber confundido a su pareja con un ladrón. En la segunda sesión, uno de los testigos citados por el juez Desmod Nair ha declarado que escuchó gritos continuados desde el interior de la casa durante la noche del 14 de febrero antes de producirse los disparos.

Esta revelación pone en entredicho la versión de Pistorius, que remarcó que antes de los hechos se encontraba durmiendo, por lo que el presunto asesinato no se habría producido de manera premeditada como defiende la Fiscalía. Insistió en que disparó por error a Steenkamp, de 29 años, bajo la creencia de que había un intruso en su residencia de lujo en Pretoria, la capital sudafricana.

Sin embargo, el testigo ha afirmado que escuchó una acalorada discusión en la casa del atleta sudafricano antes de la muerte de su novia. "Tenemos un testigo que dice que escuchó una discusión continua entre las 02.00 y las 03.00 de la mañana", ha señalado el fiscal Gerrie Nel, citado por el canal de noticias sudafricano News 24.

Nel también presentó como testigo a un agente de policía, Hilton Botha, que llegó al lugar del crimen alrededor de la 04:15 hora local. El agente, con 16 años de servicio en la Policía, señaló que hallaron cuatro teléfonos móviles, dos en la habitación de Pistorius y dos en el baño, pero que no habían sido utilizados "durante meses".

Un dato que también contradice la versión aportada ayer por el atleta, quien aseguró que telefoneó a los servicios de emergencia para que auxiliaran a Steenkamp, de 29 años. El cadáver de la modelo apareció el pasado jueves con cuatro impactos de bala en la casa que Pistorius tiene en Pretoria. El cuerpo de Steenkamp fue incinerado ayer en la ciudad de Port Elizabeth, en el sur de Sudáfrica, en una ceremonia íntima en la que su familia se despidió de la joven.

El fiscal Nel arguyó que se opone a la libertad bajo fianza porque Pistorius podría huir del país. "Existe el riesgo de que tome un vuelo". Otro investigador en la segunda sesión del juicio han indicado que Pistorius había sido arrestado por agresión en su domicilio con anterioridad, aunque no pudo indicar el contexto ni la fecha.

NOTICIA PATROCINADA