POLÍTICA
11/04/2013 11:12 CEST | Actualizado 11/06/2013 11:12 CEST

El presidente del Congreso expulsa a Joan Tardá por hablar en catalán

Joan Tardá, diputado de Esquerra Republicana de Catalunya, ha sido expulsado del Congreso de los Diputados.

El presidente de la cámara baja, Jesús Posada, tomó la decisión tras comprobar como por tres veces el diputado nacionalista se negaba a hablar en español como protesta contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que este jueves dictaminó que, con que un alumno pida clase en español, toda la clase la tendrá.

"La mayoría del PP siempre ha sostenido que lo que vale para Cataluña vale para toda España. En lógico paralelismo y en justa correspondencia, entendemos que un solo diputado que exija en esta cámara un cambio de lengua al catalán, obliga también a cambiar de idioma a la cámara entera. Así que, con la venia, voy a hablar en catalán", dijo en el hemiciclo.

"El presidente del Congreso me expulsa por hablar en catalán. Nosotros tenemos que cambiar de lengua en Cataluña, pero ellos no", aseguró después a través de la red social Twitter:

En su intervención en el Pleno del Congreso en el debate de convalidación del decreto de modificación de la jubilación anticipada y parcial, Tardà decidió utilizar el catalán asegurando que, si en la escuela se debe enseñar en castellano si el padre de un alumno lo solicita, también podrá hacerse en el Congreso. "Le ruego que no cree un conflicto innecesario --le empezó avisando Posada--. Si se obstina, me obliga a quitarle la palabra".

El diputado de Esquerra insistió y Posada, admitiendo incluso que el argumento de Tardà podría ser "interesante", reiteró los avisos: "Le ruego que reflexione, que cumpla el Reglamento", le ha dicho.

"LE RUEGO ABANDONE LA TRIBUNA"

Como Tardà continuaba en catalán, haciendo caso omiso a la Presidencia como cuando exasperaba al socialista Manuel Marín hace dos legislaturas, Posada ha hecho leer el artículo del Reglamento que prevé la retirada de la palabra a un diputado y la posibilidad de aplicarle sanciones e incluso expulsarle.

Tras llamarle al orden dos veces, Posada optó por echar de la tribuna al diputado imndependentista: "Le ruego que abandone la tribuna".

El incidente parecía acabado pero tuvo un epílogo cuando subió a la tribuna el diputado de Amaiur por Navarra, Sabino Cuadra, que comenzó a hablar en euskera, ante lo cual Posada le preguntó si pensaba repetir la operación. "Quería expresar la solidaridad más plena con Tardá y porque el uso de nuestras lenguas no se permite en el hemiciclo", contestó, ya en castellano.