NOTICIAS
15/04/2013 18:51 CEST | Actualizado 15/04/2013 18:51 CEST

Explota un coche bomba en el centro de Manama pocos días antes del Gran Premio de Fórmula 1 de Bahrein

EFE

Un coche bomba explotó este lunes frente a un centro comercial de Manama, la capital de Bahrein, pocos días antes del inicio del Gran Premio de Fórmula 1 que se celebrará en el país esta semana, según explicó Samira Rajab, portavoz del Gobierno, a la agencia Efe.

El ataque tiene lugar en medio de las protestas de los opositores chiíes contra la celebración del campeonato, que tendrá lugar en el emirato los próximos 19 y 20 de abril. Rajab, ministra de Medios de Información, explicó que el ataque fue perpetrado en la noche del domingo por "varios terroristas" en el distrito financiero de la capital, pero no causó ni víctimas ni daños materiales.

La portavoz apuntó que el vehículo resultó incendiado, mientras que un comunicado oficial de la Policía precisó que los "terroristas" usaron una bombona de gas para hacer estallar el coche. La portavoz gubernamental aseguró que Bahrein ha tomado medidas estrictas de seguridad de cara a la carrera y subrayó que ya tienen experiencia en acoger la Fórmula 1.

Rajab negó, además, que haya manifestaciones o disturbios en el país y acusó a "un grupo con un agenda especial" de propagar estas informaciones para evitar la celebración del torneo. El pasado 8 de abril, lanzaron cócteles molotov contra la sede del Gobierno bareiní, en un infrecuente suceso que hizo temer una escalada de este tipo de ataques violentos.

Bahrein es escenario desde febrero de 2011 de protestas para pedir reformas políticas, que han desencadenado con frecuencia en disturbios, pero no en ataques contra sedes gubernamentales o reales. Las protestas están lideradas por la mayoría chií y han sido reprimidas por la minoría suní gobernante, que cuenta con el apoyo de las monarquías suníes del Golfo Pérsico.

El año pasado, miles de personas se manifestaron para pedir reformas y expresar su oposición al Gran Premio de Fórmula 1, en unas protestas que también fueron reprimidas por la policía. En 2011, este Gran Premio ya tuvo que ser suspendido debido a la tensa situación política del país. "El circuito internacional de Bahréin ha anunciado que el Reino de Bahréin no acogerá la carrera de Fórmula 1 para que el país pueda centrarse en el proceso de diálogo nacional", se explicó en un comunicado oficial.

NOTICIA PATROCINADA