NOTICIAS
18/04/2013 15:43 CEST | Actualizado 18/06/2013 11:12 CEST

Portugal recorta otros 800 millones para compensar la sentencia del Constitucional sobre la austeridad

EFE

No dejes que el Tribunal Constitucional te anule unos recortes. Esa es la filosofía detrás de las nuevas medidas de austeridad impuestas por el Gobierno de Portugal, que tras una maratoniana reunión ha aprobado una reducción del gasto público de 800 millones de euros.

La cifra, equivalente al 0,5% del Producto Interior Bruto (PIB), se logró tras consultas con la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, que conforman la llamada troika de instituciones internacionales. El recorte es imprescindible para conseguir un nuevo tramo de ayuda del rescate de 78.000 millones de euros firmado en 2011.

La troika había revisado la concesión del siguiente tramo de ayuda al conocer que el Tribunal Constitucional portugués había anulado unos recortes a funcionarios y pensionistas que sumaban de 1.300 millones de euros.

"Va a haber presiones sobre los servicios públicos porque todos van a tener menos recursos de lo que estaba previsto en los Presupuestos de 2013", reconoció el ministro de la Presidencia, Luis Marques Guedes, al informar de las medidas, junto a otros miembros del Ejecutivo, en rueda de prensa.

PERSONAL, BIENES, SERVICIOS, GASTOS CORRIENTES

Los ajustes afectarán "a los gastos de personal, de bienes y servicios y de gastos corrientes" en todos los ministerios sin excepción y, además, estas medidas "no evitarán presentar una reforma estructural del Estado" para ahorrar 4.000 millones de euros anuales de forma permanente ya comprometidos con la troika.

Además de los 800 millones en recortes directos de gasto, el Ejecutivo espera compensar los 1.300 millones que supone el fallo del Constitucional con ahorros derivados de la "reprogramación" de fondos europeos y proyectos de inversión de sociedades de capital público y privado, que liberarán 500 millones en los presupuestos.

"La necesidad de cumplir con la sentencia del Tribunal Constitucional" -que anula la supresión de una paga extra a los funcionarios y cortes a los subsidios de enfermedad y desempleo- justifica esta "reducción de recursos transversal en todas las áreas", según el Gobierno.

"Esto va a garantizar el desembolso del octavo tramo de ayuda a Portugal", aseguró el ministro de Desarrollo Regional, Miguel Poiares Maduro, que aseguró que este tramo se abonará si Portugal "cumple sus compromisos presupuestarios, y, después de estas medidas, está en condiciones de hacerlo".

PULEVA PARA EL HUFFPOST