POLÍTICA
29/04/2013 16:13 CEST | Actualizado 29/06/2013 11:12 CEST

El Tribunal Constitucional mantiene la suspensión de la paga extra de Navidad a los funcionarios vascos

REUTERS

El Tribunal Constitucional (TC) ha decidido mantener la suspensión de la paga extra de diciembre de 2012 a los funcionarios vascos al considerar que levantar esta medida "tendría efectos desfavorables" para la "necesaria coherencia de la política económica del Estado" que "exige un carácter unitario".

Esta decisión ha sido acordada en un auto hecho público en el que el Tribunal Constitucional no entra a analizar el fondo del conflicto de competencias entre los Gobiernos central y vasco por esta cuestión y tampoco enjuicia la constitucionalidad de la supresión de la citada paga.

El Gobierno de Mariano Rajoy acordó vía decreto en julio de 2012 eliminar la paga de la extra de Navidad a los empleados públicos dentro de un paquete de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad.

El anterior Ejecutivo socialista vasco ordenó en una de sus últimas decisiones pagar esta extra y el Gobierno central planteó entonces un conflicto de competencias ante el Constitucional.

Cuando éste lo admitió a trámite, el 11 de diciembre de 2012, el abono de la extra quedó paralizado al decretarse su suspensión cautelar.

Ahora, en un auto fechado el pasado 23 de abril, el Constitucional se pronuncia sobre el levantamiento o no de la suspensión cautelar y opta por su mantenimiento recogiendo los argumentos que en su día trasladó el Abogado del Estado.

LOS ARGUMENTOS

Así, el alto tribunal considera que el levantamiento de la suspensión "podría poner en peligro la efectividad de una medida de política económica general relacionada con el conjunto de la política estatal encaminada a lograr la contención del déficit y el endeudamiento".

Recuerda que la adopción de decisiones unitarias en materia de política económica es "una consecuencia de la necesidad de dar un tratamiento uniforme a determinados problemas" con base en el objetivo de "interés general" y de evitar a que se produzca un "resultado disfuncional y disgregador" en España.

Añade que no se puede calificar de "excesivo o desproporcionado" continuar con la suspensión aunque reconoce que se trata "de la imposición de un sacrificio desde el punto de vista retributivo a todos los empleados públicos".

Además, el Constitucional asegura que la "eficacia" de este "sacrificio", tanto en "el plano material de contribuir a la reducción del déficit público del año 2012 como en el de la credibilidad internacional de España como nación que cumple sus compromisos financieros", se "revela como de suficiente entidad como para justificar el mantenimiento de la medida hasta la decisión final del presente proceso".

Agrega que con su decisión se "evita la consecuencia extravagante de generar situaciones de desigualdad a favor" de los funcionarios vascos con respecto al resto de empleados públicos de las diferentes administraciones del Estado.

El conflicto por la paga extra de Navidad ha sido heredado por el actual Gobierno Vasco, del PNV, que el pasado 14 de abril recurrió ante el Tribunal Constitucional cinco artículos del citado decreto ley de estabilidad presupuestaria del Ejecutivo central al considerar que en él se invaden competencias propias.

ESPACIO ECO