NOTICIAS
11/05/2013 20:33 CEST | Actualizado 11/05/2013 20:33 CEST

Berlusconi asegura que los jueces quieren "eliminarle" por "una envidia que desemboca en odio"

EFE

El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi ha asegurado que los jueces quieren "eliminarle", que se siente perseguido por la justicia y que sobre él existe un "prejuicio político, una envidia que desemboca en odio" hacia él y las clases sociales que representa.

Berlusconi hizo estas afirmaciones en un mitin de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL) en la ciudad de Brescia (norte de Italia), en el que arremetió contra la justicia, tres días después de que el Tribunal de Apelación de Milán le confirmara la condena a 4 años de cárcel por un delito de fraude fiscal en la compraventa de derechos de películas en el llamado caso Mediaset.

Antes de que comenzara el mitin se registraron momentos de tensión, cuando militantes del Movimiento 5 Estrellas, de Beppe Grillo, y de Movimientos Sociales, increparon a los del PDL, a la vez que gritaban "a la cárcel, a la cárcel, ladrones, ladrones". El mitin se desarrolló en medio de una fuerte presencia policial, para tener separados a los diferentes grupos, que confluyeron en la plaza del Duomo (catedral) de Brescia y calles adyacentes.

Durante la intervención de Berlusconi e incluso después de su marcha, los seguidores del movimiento de Grillo y los movimientos sociales no cesaron de pitar a Il Cavaliere, en un ambiente de fuerte tensión.

"A pesar del asedio y la violencia de la última semana contra mí, aquí sigo. Si alguno pensaba desalentarme, asustarme o menospreciarme se ha equivocado y mucho. No me conocen. Mi determinación es resistir, junto a vosotros, el pueblo que ama la libertad y quiere permanecer libre", afirmó Berlusconi.

DEJARLE "POLÍTICAMENTE MUERTO"

El ex primer ministro aseguró que la magistratura quiere "eliminarle", palabras que siguen a las que este viernes pronunció en un canal de televisión de su grupo Mediaset, Tgcom24, donde acusó a los jueces de querer dejarle "políticamente muerto".

Berlusconi agregó este sábado que se siente perseguido por la justicia, reiteró su acusación de que los jueces están politizados y exigió, "ya", una reforma profunda del sistema judicial italiano, con la separación de las carreras de jueces y fiscales, actualmente unidas.

Exigió también que los magistrados "paguen por sus errores" y aseguró en medio de los aplausos de los seguidores y los pitidos de los contrarios reunidos a pocos metros de la plaza del Duomo que no se dejará "atemorizar".

"A todos esos magistrados politizados le mando un mensaje: podrán hacer de todo, pero no podrán impedir, jamás, jamás, jamás, que millones de italianos me tengan a la cabeza del PDL", señaló.

Photo gallery Silvio Berlusconi See Gallery
Photo gallery Berlusconi: pelo que viene y va See Gallery