INTERNACIONAL
11/05/2013 13:15 CEST | Actualizado 11/05/2013 13:27 CEST

12 testimonios del genocidio de Montt en Guatemala: "A una de mis hijas los soldados le abrieron el pecho y le sacaron el corazón"

REUTERS

El Tribunal de Mayor Riesgo ha condenado este viernes al dictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt a una pena de 80 años de prisión inconmutables por genocidio y crímenes contra la Humanidad por la muerte de 1.771 indígenas ixiles a manos del Ejército entre 1932 y 1983. Los testimonios de las víctimas durante el proceso judicial ponen los pelos de punta.

Para preservar la dignidad de las víctimas, la jueza Jazmín Barrios, presidenta del Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, les pidió que se cubrieran el rostro y a los periodistas que no revelen sus nombres. Apoyada por traductores, una de las mujeres relató cómo los soldados la amarraron de los pies y la violaron con saña, y aunque no recuerda cuántos fueron, aseguró que "fueron muchos".

La mayoría de los hechos relatados se registraron en un destacamento que el Ejército instaló en la comunidad de Xalbal, en el municipio de Ixcán, al norte, en la frontera con México, donde según las víctimas fueron llevadas decenas de mujeres a las que los militares utilizaron como "esclavas sexuales" durante varias semanas.

Julio Velasco, una de las personas que testificó, recordó cómo en la época que gobernó Ríos Montt, cuando él tenía 8 años, fue capturado por un oficial del Ejército en la comunidad de Biscán y llevado a un campamento militar en Nebaj, donde presenció torturas a compatriotas solo por el hecho de no hablar castellano. Según el testigo, la gente que era capturada por los soldados era trasladada a una aldea y quemada con gasolina.