POLÍTICA
12/05/2013 17:16 CEST | Actualizado 12/05/2013 17:16 CEST

Rajoy: "Es lógico que exista contestación social a muchas medidas tomadas para salir de la crisis"

REUTERS

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha hablado. Esta vez no ha sido a través de una pantalla de plasma, sino en declaraciones por correo electrónico a la agencia nacional de noticias de Portugal, Lusa. Rajoy ha asegurado que España saldrá fortalecida de la crisis y volverá a la prosperidad, aunque reconoce los "esfuerzos y sacrificios" que exige superar su situación actual.

Con todo, señala que no se puede negar el "impacto social tremendo" de la crisis y asegura que es "lógico y sintomático de la buena salud de las democracias" que exista "contestación social a muchas de las medidas políticas tomadas para permitir la salida de la crisis sobre bases sólidas y estables".

Pero la política "no es el problema sino la solución a la crisis actual, que exige grandes esfuerzos y sacrificios para permitir el regreso, lo mas rápidamente posible, a los niveles de prosperidad y de empleo que nuestras sociedades merecen", apunta Rajoy.

"Ahora estamos en el periodo de ajuste, de transición, pero la democracia, junto con nuestro modelo socioeconómico, saldrán fortalecidos", afirmó.

Rajoy señala que la crisis demostró que son "insostenibles" los graves desequilibrios de la mayoría de los países de la zona euro", subraya al señalar la responsabilidad en la situación actual tanto de los "defectos de diseño" de la unión económica y monetaria, como de la falta de reformas y de las políticas equivocadas de gasto público.

Ahora esos errores se corrigen con todo el empeño para evitar que se repitan y "en breve comenzaremos a ver los frutos de estas políticas en forma de crecimiento y creación de empleo", pronostica.

Rajoy resalta también que España acomete esas reformas desde la legitimidad de una nación "democrática, regida por el Estado de derecho, plenamente transparente y firmemente comprometida con la lucha contra la corrupción".

En ese sentido, puntualiza que "no hay que confundir" casos aislados de corrupción o comportamientos personales condenables, que se persiguen y están en manos de los jueces, "con la impresión de un país corrupto, que se caracterizaría precisamente por no perseguir estos casos, como se hace aquí".

#CuandoElDescansoEsUnSueño