POLÍTICA
14/06/2013 21:47 CEST | Actualizado 14/06/2013 21:47 CEST

El banco suizo desvela la vida de lujo de Bárcenas: esquí, restaurantes en Lyon, viajes a Marbella...

GTRES

¿Cómo era la vida de Luis Bárcenas durante su época de bonanza? El extesorero del PP aprovechaba las visitas que realizaba al banco Lombard Odier de Ginebra (Suiza) para esquiar en las estaciones más prestigiosas de los Alpes y cenar en restaurantes de lujo de Lyon.

Así consta en la nueva comisión rogatoria que las autoridades helvéticas han enviado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. Los tres nuevos tomos de documentación enviados por el banco contienen apuntes del agente bancario que gestionaba los fondos de Bárcenas.

En ellos se señala que Bárcenas, a menudo acompañado de su mujer, Rosalía Iglesias, aprovechaba su visita a Ginebra para esquiar en Avoriaz, Val d'Isère, Tignes o Zermatt. "El cliente viene regularmente a Ginebra para entregarse a su pasión, el esquí y el alpinismo", dice el banco.

En otro de los apuntes, fechado el 8 de junio de 2007, se indica que el antiguo responsable de las finanzas del PP tenía previsto acudir a un restaurante de lujo situado en el centro de Lyon. "Visita de Luis acompañado su esposa Rosalía. Consultan sus dosieres y se marchan enseguida a Lyon para cenar en Chez Bacchus", recoge la entidad.

UN CLIENTE "A CUIDAR"

El alto nivel de vida de Bárcenas también se pone de manifiesto en los establecimientos a los que acudía para recibir a los enviados del banco suizo que le visitaban en España, entre los que se encuentran la marisquería Combarro y el Hotel Intercontinental de Madrid.

También se citaban en el Hotel Guadalmina de Marbella (Málaga), donde la mujer del extesorero declaró que tenía tres viviendas a su nombre.

En una de las visitas al municipio malagueño, que tuvo lugar el 17 de agosto de 2007, el agente del Lombard Odier, Fréderic Mentha, señala que el encuentro se desarrolló en su "apartamento de lujo". A continuación incluía la siguiente anotación sobre Bárcenas: "Cliente a cuidar muy particularmente".

Durante la citada comida en la marisquería Combarro, Bárcenas aprovechó la visita del enviado del Lombard Odier para preguntarle si podía ingresar dinero en efectivo directamente en la sucursal que la entidad tenía en Gibraltar, al encontrarse más próxima a la "gran propiedad" que tenía en "la zona residencial de Guadalmina".

AMNISTÍA FISCAL

Además, en la comisión rogatoria constan sendas transferencias de 1.235.000 euros y 320.000 euros realizadas en septiembre y noviembre de 2012 para que Bárcenas y su apoderado en Suiza, Iván Yáñez, se acogieran a la denominada 'amnistía fiscal'.

"Estos fondos que hemos transferido representan la penalización que debe pagar a la Hacienda española en el marco de la amnistía que finalizará el 30 de noviembre de 2012. El cliente regulariza sus fondos con nosotros", resumía la entidad.

AMENAZÓ "EDUCADAMENTE" POR LAS COMISIONES

Bárcenas amenazó a su agente en el banco suizo Lombart Odier con abandonar la entidad después de que le informaran, en marzo de 2003, de un cambio en las tarifas que suponía un aumento en las comisiones.

El imputado en el 'caso Gürtel', que llegó a tener en 2007 más de 25 millones de euros ingresados en el banco, quedó descrito en la ficha de presentación de cliente elaborada por Mentha como un "personaje muy simpático pero siempre muy preciso sobre los gastos y las comisiones".

"Controla sistemáticamente toda su correspondencia hasta el mínimo detalle: importante potencial", añadía el trabajador del Lombard.

Esta primera impresión sobre el extremo interés de Bárcenas en evitar gastos sería pronto confirmada por Mentha. En marzo de 2003 refleja por escrito el desarrollo de una visita del cliente a la entidad en la que después de ser informado de la introducción de un cambio en las tarifas "se muestra decepcionado por las condiciones y amenaza educadamente con abandonar el banco".

Mentha -que precisa que permaneció "insensible a sus amenazas" porque pensaba que ya se estaba haciendo lo máximo por él- agrega que el extesorero le advirtió que dejaría de incrementar los fondos ingresados y que incluso podría llevárselos a otro banco.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'