NOTICIAS
30/07/2013 10:22 CEST | Actualizado 30/07/2013 10:25 CEST

Los siete bares más 'culturetas' del mundo

A los bares se va a beber, pero a algunos de ellos también se va a iluminarse, a empaparse de un modo u otro de cultura o a rodearse de la inspiración ajena. Entar por una noche en el universo creativo de John Waters, Quentin Tarantino, David Lynch o Helmut Newton es posible, solo hay que saber donde encontrarlos.

1. Mellqvits.Este kaffebar en el barrio Södermalm de Estocolmo era en los años 90 uno de los más frecuentados por Stieg Larssonn, en su etapa de periodista al frente de la revista Expo. Desde que lo incluyera en la saga Millenium se ha convertido en foco de turistas y escritores en busca de inspiración.

2. Newton Bar. En este bar del Berlín Occidental se puede comer rodeado de cuerpos femeninos desnudos, los que inmortalizó con su cámara Helmut Newton. Para los que quieran admiran el trabajo del legendario fotógrafo alemán mientras se toman un whisky de malta o fuman un puro cubano en sillones de cuero rojo entre clientela de cartera abultada.

3. Club Charles. El Pontífice del trash John Waters asegura con sonrisa malévola que el Baltimore que aparece en sus películas es tal cual lo vive en su día a día. Cuesta creer que en esta coctelería de decoración Art Decó la transexual Divine comiera excrementos de perro como en "Pink Flamingos". Lo cierto es que es uno de los bares favoritos del cineasta, que a menudo lleva con él a gente como Iggy Pop o Robert Downey Jr.

4. David Bowie Café. 2013 está siendo el año de David Bowie. Con motivo del lanzamiento de su nuevo álbum de estudio, el café colindante a las oficinas de Sony en Ginza (Tokio) se convirtió en un tributo al británico. Decoración a golpe de memorabilia además de platos y cócteles del menú inspirados en sus grandes éxitos para en un local efímero, pensado para durar tres semanas.

5. Club Silencio. El propio David Lynch se ha encargado del diseño de interiores del nuevo club nocturno favorito de los culturetas en París. Le ha dado un rollito "Mulholland Drive". Además de una pista de baile y un escenario, el local cuenta con sala de cine y biblioteca. Club privado para socios durante el día, por la noche está abierto a los comunes mortales.

6. Tarantino's Bar. Un buen día un camarero berlinés decidió que su bar al director de "Pulp Fiction" y lo llenó de objetos relacionados con él, como si de un museo de tratara. Cuando Quentin Tarantino estuvo rodando "Inglorious Basterds" en la capital alemana decidió hacer una visita sorpresa al local. El dueño reaccionó con los brazos abiertos y un "Bienvenido a tu bar".

7. Le Baron Chinatown. Antes de dedicarse a la hostelería nocturna, André Saraiva fue el rey del graffitti parisino bajo el seudónimo de Mr. A. También es cineasta y editor de algunas de las revistas de tendencias más importantes del mundo. Por eso el mítico Le Baron y sus sucursales en Londres, Tokio y ahora Nueva York están frecuentados por los artistas que componen su amplio círculo de amistades. Algunos de ellos muestran sus propuestas o exponen en las paredes de sus locales.

EL HUFFPOST PARA AMBAR