INTERNACIONAL
17/08/2013 11:30 CEST | Actualizado 17/10/2013 11:12 CEST

Un choque entre un ferry y un buque deja al menos 31 muertos en Filipinas

EFE

Las autoridades filipinas elevaron este viernes a 31 el número de muertos a causa del naufragio de un ferry de pasajeros que chocó con un buque mercante en la región central de Filipinas, mientras que más de 170 personas continúan desaparecidas.

La Guardia Costera tuvo que suspender las tareas de rescate debido al mal tiempo, mientras se espera que aumente el número de muertos del naufragio ocurrido anoche, informaron los medios locales.

El barco MV Saint Thomas Aquinas se hundió en unos diez minutos tras colisionar con el carguero MV Sulpicio Express cerca de un kilómetro de distancia de las costas de la provincia de Cebú, según la cadena de televisión 'GMA'.

Los datos sobre el número de pasajeros a bordo del navío cuando se produjo el accidente varían, pero algunos medios señalan que al menos había 870 personas en el Saint Thomas Aquinas, que tenía capacidad para más de 900.

El vicecomandante de la Guardia Costera, Luis Tuason, señaló que algunos de los desaparecidos pueden estar atrapados dentro del barco hundido a unos 30 metros de profundidad en aguas cercanas a la ciudad de Talisay, situada a unos 570 kilómetros al sur de Manila.

'Puede que haya más cadáveres allí, pero hay cuerdas y nuestros buzos se pueden quedar atrapados', dijo Tuason, según el diario 'Inquirer'.

Del total de personas a bordo del ferry, había 752 pasajeros, incluidos mujeres y niños, y 118 miembros de la tripulación.

36 TRIPULANTES A SALVO

Según las autoridades, el ferry de pasajeros chocó en la noche del viernes con el carguero, que se dirigía a la provincia de Davao y sufrió daños en el casco, aunque sus 36 tripulantes no resultaron heridos.

'El capitán consiguió ordenar la evacuación del barco y distribuyó chalecos salvavidas, pero debido a la velocidad con la que se hundió, hay muchas posibilidades de que haya personas atrapadas', señaló Tuason.

El St Thomas Aquinas, que procedía de Surigao, en el sur del archipiélago, se dirigía a Cebú para realizar una escala antes de proseguir hasta Manila.

Decenas de personas mueren cada año en accidentes en el mar en Filipinas, la mayoría en naufragios causados por el mal tiempo, el incumplimiento de las normas de seguridad, el defectuoso mantenimiento de los equipos o la sobrecarga de las embarcaciones.

ESPACIO ECO