POLÍTICA
22/08/2013 13:58 CEST | Actualizado 22/08/2013 13:58 CEST

Trabajadores del hospital de La Paz piden que Cifuentes sea derivada a un centro privado

Un centenar de trabajadores del hospital de La Paz se ha concentrado este jueves a las puertas del centro para pedir que la delegada del Gobierno de Madrid sea ingresada en un hospital privado.

Crisitina Cifuentes, que está ingresada en la UCI desde el martes por un accidente de moto en la capital, sigue en estado crítico, aunque ha mejorado levemente y está estable.

Como cada jueves, los empleados de La Paz han se han manifestado en rechazo de los recortes en la sanidad y la privatización en la gestión de hospitales públicos. Aunque, en esta ocasión los concentrados han aprovechado para protestar por el ingreso de Cifuentes al grito de "que se vaya a la privada".

Además, han exigido al Gobierno regional que no se pague la deuda a costa de la sanidad y la educación pública.

SIN DAÑOS CEREBRALES

El centro hospitalario informó este martes de que Cifuentes había ingresado con un traumatismo torácico grave con hemoneumotórax importante y tuvo que ser intervenida para cerrar una arteria dañada.

El parte médico especificaba, también, que la delegada sufría contusión pulmonar y soporte vasoactivo, es decir, bajadas de tensión que tenían que ser tratadas con medicación.

Las pruebas que se le han realizado muestran que la política no sufre daños cerebrales o neuronales, sin embargo el fuerte impacto que sufrió en el tórax le provocó la rotura de varias costillas y le afectó al pulmón y a la zona que protege el corazón.