POLÍTICA
30/09/2013 20:46 CEST | Actualizado 30/09/2013 20:46 CEST

Esperanza Aguirre: "Cataluña es propiedad de todos los españoles"

EFE

Esperanza Aguirre vuelve a meterse de lleno en la situación que vive Cataluña. La presidenta del PP de Madrid ha dicho este lunes que Cataluña "es propiedad de todos los españoles" y que "España no se puede trocear porque lo quieran algunos".

Hace diez días, Aguirre aseguró en una conferencia en el Círculo Ecuestre de Barcelona que España necesitaba "ser catalanizada" y que había que repasar a fondo el Estado de las autonomías

"A España y al conjunto de los españoles les vendría muy bien conocer y amar más a Cataluña y a los catalanes, empezando por la lengua", dijo en aquella ocasión tras asegurar que no le escandalizaba que se quisieran independizar pero que debían hacerlo "dentro de la ley".

LOS NACIONALISTAS "INSACIABLES"

Lejos de esas declaraciones, Aguirre ha afirmado este lunes en una intervención durante la reunión del Comité Ejecutivo Regional que el "desafío independentista" catalán es, tras la crisis, un problema capital de España en el que "probablemente todos los partidos" tanto de derecha como de izquierda, han cometido errores.

Entre ellos, no ser capaces de darse cuenta de que los nacionalistas son "insaciables" y creer que tenían más apoyo popular del que realmente gozaban, punto en el que ha recordado que solo el 36% de los ciudadanos votó a favor del estatuto, ha defendido.

Aguirre ha considerado que el Estado ha dado "demasiados pasos atrás" en Cataluña, hasta el punto de que algunos ciudadanos han llegado a sentirse "desamparados".

ESPAÑA NO SE PUEDE TROCEAR

Además, ha indicado que lo que más le llama la atención es el comportamiento de los socialistas catalanes, con la "aquiescencia" de la dirección federal del PSOE en Ferraz, por apoyar el "derecho a decidir", que según Aguirre es una expresión que realmente quiere decir "derecho a la autodeterminación, que es derecho a la secesión".

Ningún país puede aceptar el derecho a la secesión, ha proseguido Aguirre, porque ni España, ni ningún país de occidente, ni siquiera una hipotética república catalana, lo permitiría.

Aguirre ha defendido que la nación española no es una entelequia abstracta, que España "no se puede trocear porque lo quieran algunos" y que Cataluña "es propiedad de todos los españoles".