POLÍTICA
01/10/2013 17:29 CEST | Actualizado 01/10/2013 17:29 CEST

Los peritos policiales fracasan en su intento de recuperar el disco duro de Bárcenas

Un disco duro vacío e imposible de recuperar. Es el resultado del informe de los expertos informáticos de la Policía Nacional que concluye que el disco duro de los ordenadores de Luis Bárcenas fue formateado el 3 de julio, seis días después de que ingresara en prisión. El PP lo borró todo.

En el informe al que ha tenido acceso Efe, los peritos explican que los intentos de recuperar los datos del disco usando una aplicación específica para ello no han dado sus frutos.

En el disco solo aparece un usuario, cuyas carpetas personales estaban vacías "y del que no consta en los registros del sistema otra actividad diferente a la propia instalación del sistema operativo".

Este disco estaba en el portátil Apple MacBook Pro que usó Bárcenas cuando trabajaba en la formación política.

Según el informe, el sistema operativo del ordenador se instaló el día 3 de julio de 2013 a las 21.00 horas.

Los peritos ya avanzaron al juez en su declaración el 10 de septiembre que el ordenador había sido formateado esa fecha, seis días después de que el extesorero del PP ingresara en la cárcel de Soto del Real (Madrid) por el caso Gürtel y doce días antes de que cambiara su estrategia de defensa y reconociera ante el juez la supuesta contabilidad B en el partido.

Durante el volcado de la información de los dos ordenadores llevado a cabo el pasado agosto en la Audiencia Nacional, se averiguó que uno de los ordenadores (el más antiguo, marca Toshiba) no tenía disco duro en su interior, mientras que el otro (el Apple) sí lo contenía pero no era el original.

El PP alegó en un escrito dirigido al juzgado en agosto, cuando entregó los ordenadores, que sus memorias fueron borradas en cumplimiento de un protocolo que aplica el partido acorde con la Ley de Protección de Datos.

"Siempre que vaya a desecharse cualquier documento o soporte que contenga datos de carácter personal deberá procederse a su destrucción o borrado, mediante la adopción de medidas dirigidas a evitar el acceso a la información contenida en el mismo o su recuperación posterior".

Sin embargo, dicha ley también obliga a hacer copias de seguridad de los datos borrados.

Deberán establecerse procedimientos de actuación para la realización como mínimo semanal de copias de respaldo, salvo que en dicho período no se hubiera producido ninguna actualización de los datos.