POLÍTICA
22/11/2013 11:51 CET | Actualizado 22/11/2013 12:35 CET

En 2017 en España habrá, por primera vez, más muertes que nacimientos según el INE

Cada vez seremos menos. A partir de 2017 en España habrá, por primera vez, más muertes que nacimientos y en los próximos diez años la población española se reducirá en 2,6 millones de personas, el 5,6%, lo que situará en 44,1 millones el número de habitantes en 2023.

El descenso de los nacimientos será consecuencia de la reducción del número de mujeres en edad fértil, al encontrarse en esas edades las generaciones menos numerosas que nacieron durante la crisis de natalidad de finales de los 80 y de los años 90.

Así de contundentes son las proyecciones de población para el periodo 2013-2023 elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) según las cuales, si se mantienen las tendencias demográficas actuales, la pérdida de población será común en todas las comunidades autónomas, salvo en Canarias y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Para este año, el INE calcula que la población española se reducirá en 242.437 habitantes (un 0,5%), continuando con la tendencia negativa iniciada en 2012, con lo que el número de habitantes se reducirá a 46.704.314 personas.

De acuerdo a esas proyecciones, el número de nacimientos seguiría reduciéndose en los próximos años, continuando con la tendencia iniciada en 2009. Así, entre 2013 y 2022 nacerían en torno a 3,9 millones de niños, un 17,1% menos que en la década pasada. En 10 años, la cifra anual de nacimientos habría descendido hasta 339.805, un 24,9% menos que en 2012.

MÁS ESPERANZA DE VIDA

Por otro lado, la esperanza de vida al nacimiento alcanzaría los 81,8 años en los varones y los 87,0 en las mujeres en 2022, lo que supone una ganancia de 2,5 años y de 1,9 años respecto a los valores actuales, respectivamente.

A pesar de la pérdida de población y la mayor esperanza de vida, el número de defunciones seguiría creciendo como consecuencia del envejecimiento poblacional. Así, en el periodo 2013-2022 se llegarían a registrar casi 4,1 millones de defunciones, un 6,2% más que a las observadas entre 2003 y 2012. En el año 2022 se producirían 411.617 fallecimientos entre los residentes en España, frente a los 403.785 del año 2012.

Tampoco serán positivas las cifras crecimiento migratorio. De acuerdo con los datos del INE, los resultados de la proyección para el conjunto del periodo 2013-2022 corresponden a un flujo inmigratorio y una propensión de la población a emigrar al extranjero sostenidos en su nivel previsto para 2013 con la información hoy disponible. Si así fuera, España perdería 2,5 millones de habitantes en los próximos 10 años en sus intercambios de población con el extranjero.

ENVEJECIMIENTO POBLACIONAL

La simulación realizada muestra también la intensidad del proceso de envejecimiento de la población residente en España, acelerado ahora por el descenso de la natalidad y el saldo migratorio negativo.

Como consecuencia del envejecimiento poblacional, la pérdida de población se concentrará en el tramo de edad entre 20 y 49 años, que se reducirá en 4,7 millones de personas en la próxima década (un 22,7%). Además, el descenso de la natalidad provocaría que en 2023 hubiera casi un millón menos de niños menores de 10 años que en la actualidad (un 20,4% menos).

Por el contrario, la población se incrementaría en la mitad superior de la pirámide de población. De hecho, todos los grupos de edad a partir de los 50 años experimentarían un crecimiento de efectivos.

LOS MAYORES DESCENSOS, EN CATALUÑA Y VALENCIA

De mantenerse la evolución demográfica hoy observada, la pérdida de población se extendería a la práctica totalidad de las comunidades autónomas. Los mayores descensos en términos relativos se registrarían en Cataluña (–10,6%), Comunitat Valenciana (–8,7%) y La Rioja (–8,3%).

Canarias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla serían los únicos territorios que no perderían población en la próxima década. En el caso de Canarias, la variación relativa en este periodo sería del 0,0%.

TE PUEDE INTERESAR

La población española se reduce por primera vez en diecisiete años por el éxodo de extranjeros

El número de nacimientos ha bajado desde 2008 en un 12,8%

La población cae por primera vez en 42 años

NUEVOS TIEMPOS