POLÍTICA
14/01/2014 19:21 CET | Actualizado 14/01/2014 20:34 CET

El alcalde de Burgos anuncia la paralización temporal de las obras del barrio de Gamonal

afp

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha anunciado la paralización temporal de las obras del barrio de Gamonal en Burgos, donde se pretendía construir un bulevar en la calle Vitoria.

Lacalle ha explicado que se toma esta decisión porque "no se puede garantizar la seguridad" y que la intención del Consistorio es abrir "un grupo de trabajo" para buscar un mayor consenso en torno al proyecto.

El alcalde ha asegurado que se da "un margen de 15 o 20 días" en los que espera que este grupo de trabajo "sea un foro" y "un lugar de encuentro donde podamos seguir con el diálogo".

En rueda de prensa ha explicado que no tiene intención de imponer "líneas rojas" a esta comisión. "Para el Ayuntamiento lo importante es el mayor bienestar para cada ciudadano de Burgos y eso está por encima de cincuenta obras", ha asegurado el regidor.

LA CALLE GANA A LACALLE

La presión social ha surtido efecto y las movilizaciones ciudadanas de los últimos cuatro días han hecho cambiar de opinión al Ayuntamiento de Burgos, cuyo alcalde se había negado a dar marcha atrás en unas obras que habían generado gran rechazo entre vecinos, políticos y colectivos sociales.

7 razones por las que protestan los vecinos en Burgos

CINCO DÍAS DE PRESIÓN POPULAR

Durante los últimos cinco días, los vecinos de este barrio de Burgos han logrado impedir el inicio de las obras del bulevar que el Ayuntamiento burgalés había proyectado para esta zona de la ciudad.

Las diversas manifestaciones pacíficas han concluido con incidentes entre antidisturbios y manifestantes. Entre el viernes y el sábado fueron detenidas 16 personas, que quedaron en libertad provisional; y entre el sábado y el domingo, otras 13, dos de las cuales ingresaron en prisión bajo fianza de 3.000 euros. Uno de los arrestados ya ha sido liberado tras abonar la cuantía.

Los vecinos protestan porque los planes del Consistorio consisten en convertir esta vía, una de las principales arterias de Burgos, en un bulevar que limite el tráfico rodado y priorice el tránsito peatonal y bicicleta. El problema, según los vecinos, es que se eliminan 300 plazas de aparcamiento, que serán sustituidas por un parking donde cada plaza costará 19.800 euros. Además, los trabajos costarán entre 8 y 13 millones de euros.

ESPECIAL PUBLICIDAD