INTERNACIONAL
18/03/2014 08:42 CET | Actualizado 18/03/2014 09:28 CET

El avión desaparecido se desvió utilizando un sistema informático con el programador presente

EFE

El primer desvío hacia el oeste del vuelo de Malaysia Airlines, que desapareció hace más de una semana cuando cubría la ruta entre Kuala Lumpur y Pekín, fue llevado a cabo a través de un sistema informático programado por una persona presente en la cabina del avión, según fuentes estadounidenses citadas por el diario The New York Times.

En base a estas informaciones, la persona responsable del desvío tenía amplios conocimientos acerca de los sistemas del avión y procedió a alterar manualmente los controles de la nave pulsando siete u ocho teclas en un ordenador ubicado entre el capitán y el copiloto.

Este ordenador, conocido como Sistema de Gestión de Vuelo, dirige al avión desde un punto a otro en base a un plan de vuelo enviado antes del despegue. Por el momento no está claro si el cambio de la ruta fue reprogramada antes o después del mismo.

El hecho de que el desvío pudiera haber sido programado a través de dicho ordenador refuerza la teoría de los investigadores de que hubo intencionalidad y centra aún más las sospechas en el papel que pudieran haber jugado el piloto y el copiloto en el suceso.

Los procedimientos normales antes del despegue incluyen la introducción en dicho ordenador (manualmente o actualizados por la aerolínea) de un código de cinco letras que forman el nombre del punto al que se dirigirá el avión. Un plan normal de vuelo consiste en el paso por varios de estos puntos, finalizando en el aeropuerto de destino.

Así, uno de los pilotos introduce la clave en una pantalla separada y, tras confirmar que no hay errores tipográficos, pulsa otro botón para introducirla en el plan de vuelo. Habitualmente, se confirma oralmente con el otro piloto y se presiona otro botón para instruir al avión a dirigirse a dicho lugar.

Hasta ahora no se ha encontrado ningún resto del vuelo MH370. Los investigadores están cada vez más convencidos de que fue desviado, incluso miles de kilómetros, de su recorrido por alguien con un profundo conocimiento de los Boeing 777-200ER y la navegación comercial.

Las sospechas de secuestro o sabotaje se intensificaron después de que las autoridades dijeran el domingo que el último mensaje de radio desde el avión (un informal "todo bien, buenas noches") fue pronunciado después de que el sistema de seguimiento automático del avión, conocido como ACARS, fuera pagado.

TE PUEDE INTERESAR...