POLÍTICA
31/03/2014 21:49 CEST | Actualizado 31/03/2014 21:49 CEST

Aguirre asegura que en la manifestación del 22-M hubo "una forma larvada de terrorismo"

GTRES

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha opinado que sólo una "incalificable ceguera política" y una "inusitada estupidez" podrían explicar la falta de reacción ante "una forma larvada de terrorismo" como la del 22-M.

"Si no tomamos conciencia de que hay grupos totalitarios de extrema izquierda que quieren aprovechar los problemas de la actual situación económica para crear una atmósfera de terror desde la que imponer sus propuestas antisistema, estamos dando muestras de una incalificable ceguera política y de una inusitada estupidez", ha señalado en el artículo que escribe en 'ABC', consultado por Europa Press, titulado '¿Manifestaciones o motines?'.

Aguirre ha sugerido que una de las medidas para frenar "la imitación de lo que en el País Vasco se llamó 'kale borroka'" que se dio el 22-M pasaría por hacer responsables subsidiarios a los que firmaron la petición de autorización de las marchas, además de hacer pagar los desperfectos causados a los protagonistas de los sucesos, o a sus padres.

La presidenta del PP madrileño comienza afirmando que "hay que llamar a las cosas por su nombre" y que lo que pasó el 22 de marzo fue "una jornada de terrorismo callejero

"Buscaron el enfrentamiento directo con los policías encargados de mantener el orden y de defender los derechos de todos los madrileños", ha remarcado Aguirre para, a renglón seguido, arremeter contra los "encapuchados y pertrechados de todo tipo de artilugios", que "atacaron a los policías con cohetes, petardos, adoquines y piedras y, cuando pudieron acorralar a algunos, los apalearon tan cobarde como sañudamente".

"Una Nación como Dios manda no puede permitir hechos como estos. Pero, sobre todo, una Nación que se respete a sí misma no puede permitir que se ataque así a sus policías, que son los últimos garantes de nuestra libertad", ha destacado la presidenta de los populares madrileños.

SOMOS LO QUE HACEMOS