POLÍTICA
10/04/2014 17:51 CEST | Actualizado 10/04/2014 18:39 CEST

Bárcenas dice que el PP tenía una caja B en cada provincia y región y que Rajoy lo sabía

PHOTOS.COM

Una caja B del PP en cada provincia y región de España. Eso es lo que, según ha declarado el extesorero del PP, Luis Bárcenas, tenía el partido por el territorio español para financiar campañas electorales.

Un sistema que, según ha dicho Bárcenas al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, era revisado por los secretarios generales y conocido por los presidentes de la organización.

Durante las más de cinco horas de declaración de Bárcenas, el extesorero del PP no ha dado cifras sobre el sistema de financiación opaco, que dependía de cada organización local.

También ha explicado que el PP se nutría a su vez de los fondos de los donantes, siempre dispuestos a colaborar en época electoral.

El extesorero se ha ratificado en las anteriores declaraciones que ha prestado ante el juez Ruz y ha confirmado la veracidad de las anotaciones manuscritas que recogió en su contabilidad B, incluidas los dos pagos por valor de 25.000 euros que habrían recibido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

A preguntas de las fiscales Anticorrupción, Concha Sabadell y Concha Nicolás, Bárcenas ha indicado que una parte de los gastos de las campañas electorales se sufragaba siempre con dinero negro y que la caravana de Rajoy en 2004 se financió, entre otros ingresos, con un pago de 300.000 euros por parte del presidente del Parlamento valenciano, Juan Cotino, que visitó la sede de Génova el 11 de marzo de 2004.

En su declaración ante el juez, Cotino negó haber pagado dinero a Bárcenas. Eso sí, admitió haber acudido aquel día a la sede de Génova por los atentados terroristas que tuvieron lugar en Madrid.

De igual modo, ha indicado que dos fundaciones de las que era tesorero, la de Estudios europeos y la Popular Iberoamericana, también se encargaban de sufragar actos electorales.

Al ser preguntado por casos concretos, ha señalado que el exalalde de Majadahonda Guillermo Ortega se ocupaba de la financiación de la campaña electoral y la organización de los actos, y que en Pozuelo de Alarcón, donde gobernaba Jesús Sepúlveda, esta labor la llevaba el tesorero. El PP de Las Rozas también tenía este sistema de financiación.

ACEBES Y CASCOS, LOS SUPERVISORES

Bárcenas también ha contado que el exsecretario general del PP Francisco Álvarez Cascos conocía la existencia de la supuesta caja B de la formación, que heredó del también extesorero Rosendo Naseiro cuando fue detenido en 1990 por presunta financiación ilegal del partido.

De hecho, ha asegurado que fue el propio Cascos quien le encargó la gestión y custodia de la caja B.

Según Bárcenas, tras dimitir Naseiro en 1990 Álvarez-Cascos ejerció como tesorero hasta 1993, por lo que recaudaba dinero de los donantes y se lo entregaba en efectivo. Acebes, por su parte, le pidió en 2004 que buscara empresarios para comprar acciones de Libertad Digital.

Del mismo modo, ha dicho que sus poderes como tesorero no fueron revocados hasta marzo de 2010, en contra de lo sostenido por Cospedal, quien señaló que Bárcenas dejó sus atribuciones en octubre de 2009. En este sentido, el extesorero ha dicho que puede demostrar sus palabras porque hasta esa primera fecha dio orden de renovar unas letras del tesoro que el PP tenía como inversión en el Banco Popular.