POLÍTICA
30/04/2014 09:05 CEST | Actualizado 30/04/2014 09:05 CEST

Interior asegura que la entrada de inmigrantes irregulares en Ceuta y Melilla ha crecido un 48%

EFE

La entrada irregular de inmigrantes vía Ceuta y Melilla aumentó en el año 2013 un 48,5%, cuando se registraron 4.235 entradas (a nado, ocultos en vehículos o saltando la valla) frente a las 2.841 del año anterior. No obstante, la cifra sigue estando por debajo de la registrada en periodos anteriores: un 25% menos en comparación con 2005.

Así lo recoge el balance anual de lucha contra la inmigración irregular difundido este martes por el Ministerio del Interior, que arroja 'los mejores resultados del período 2001-2013', con una reducción del 82% en las llegadas por vía marítima durante estos años y del 15% en las incursiones por las ciudades autónomas.

Sobre Ceuta y Melilla, el balance revela un repunte en 2013, pues la tendencia se mantenía a la baja desde el año 2005, cuando un total de 5.566 personas accedieron a las ciudades de forma clandestina. El recuento bajó en 2011 hasta las 3.343 y siguió en descenso un año después, con 2.841 personas interceptadas. El año pasado la subida fue del 48,5% hasta las 4.235.

En cuanto a las costas, en 2013 llegaron 3.237 personas, un 15% menos que en 2012, cuando ya se había registrado una caída del 30%. De este modo, se frena el repunte detectado en 2011 con la llegada en pateras y cayucos de 5.441 inmigrantes (un 18% más que en 2010) y las cifras tocan un nuevo mínimo histórico.

El Ministerio del Interior pone en comparación los datos de 2006, cuando se produjo la llamada crisis de las pateras, con los registrados en 2013 y destaca que los flujos por vía marítima se han reducido un 91,7% en este periodo, con la llegada de 35.943 personas menos. Con esta perspectiva temporal, las llegadas a las costas de Península y Baleares han menguado un 59,5% y las de Canarias, un 99,4%.

En cuanto al año 2013, en las costas de la Península y Baleares, se registró la llegada de 3.041 personas, un 16,3% menos que el año anterior, cuando fueron 3.631. En Canarias, por contra, se produjo un aumento del 13,3 por ciento, con 196 migrantes interceptados frente a los 173 computados en 2012.

23.889 INMIGRANTES DEPORTADOS

En cuanto a las repatriaciones de inmigrantes, cayeron un 10% el año pasado hasta las 23.889, descenso que Interior atribuye al menor número de llegadas. En concreto, se ejecutaron 8.704 denegaciones de entrada (personas rechazadas en puestos fronterizos como puertos y aeropuertos), un 0,7% más que en 2012, la única modalidad de repatriaciones amparadas por la Ley de Extranjería que registró un incremento.

Por contra, las readmisiones (personas expulsadas de España por acuerdos con otros países) fueron 1.199, un 15% menos que en 2012 y las devoluciones (de personas que intentan entrar por puestos no habilitados como fronteras) cayeron un 21,2 por ciento hasta las 5.002.

ESPECIAL PUBLICIDAD