NOTICIAS
08/05/2014 12:16 CEST | Actualizado 08/05/2014 12:16 CEST

Las otras aficiones de los famosos

Sus rostros son conocidos por haber despuntado en el séptimo arte. Pero tras el telón se esconden otras facetas.

Apasionados del ping-pong, coleccionistas de cómics y hasta compositores de marchas de Semana Santa. Así es la cara B de algunos de Jeff Brigges, Susan Sarandon, Antonio Banderas...

1. Jeff Bridges, el fotógrafo

Nominado seis veces como mejor actor por la Academia de cine de Hollywood y ganador de un Oscar por su papel en Crazy Heart, Jeff Bridges ha llevado consigo desde 1984 una acompañante a todos los rodajes: una cámara Widelux F8 de 35mm.

El actor ha fotografiado desde entonces algunos de los momentos de los sets de rodaje de películas como El Gran Lebowsky, Valor de ley (ambas dirigidas por los hermanos Cohen) o Tron Legacy. Las instantáneas, en blanco y negro, casi panorámicas y recogidas en el libro Pictures, muestran escenas espontáneas captadas durante los descansos de los rodajes. (Aquí puedes ver su web)

Mundialmente conocido como ‘El Nota’ (‘The Dude’), por su papel protagonista en El Gran Lebowsky, Bridges empezó a tomar fotografías de sus películas durante el rodaje de Starman. Su mujer le regaló la cámara y la actriz Karen Allen le animó a inmortalizar algunos de los momentos del proceso de filmación.

2. Susan Sarandon, reina del ping pong

Susan Sarandon no pretende ser una campeona Olímpica, pero una de sus grandes pasiones es jugar al ping-pong. “No soy competitiva, por lo que no soy de esas personas que se obsesionan con algo y juegan constantemente. No soy muy buena”, reconoció la actriz en una entrevista a The Guardian.

No es la número uno, pero tampoco es una simple aficionada. Sarandon es la jugadora de ping-pong más famosa de América. En 2009 abrió en Manhattan el primero de una cadena de bares con mesas para practicar este deporte. La cadena SPIN abrió más tarde en ciudades como Milwaukee, Toronto y Los Ángeles.

En palabras de la actriz lo genial del ping-pong es que lo pueden practicar todo tipo de personas, independientemente de su peso y género. Además, “es uno de los pocos deportes que se puede practicar hasta que te mueres”, asegura Sarandon, que también ha llevado su pasión a la vertiente solidaria. Recientemente la cadena SPIN ha puesto marcha un programa para suministrar mesas de ping-pong y entrenadores a las escuelas de las zonas marginales de Nueva York. Sarandon donó 95.000 dólares para financiar el proyecto.

3. Antonio Banderas, compositor de marchas de Semana Santa

Como toda estrella de Hollywood, Antonio Banderas pasa cientos de horas en habitaciones de hoteles en diferentes partes del mundo. Una de sus aficiones para pasar el rato es componer marchas de Semana Santa (además de participar en procesiones).

Antonio Banderas, en 2011

Hasta ahora eran solo piezas compuestas a piano y con arreglos hechos digitalmente con ordenador, pero por primera vez sus melodías fueron interpretadas por hombres reales en la catedral de Albacete durante la pasada Semana Santa.

“Compongo a piano, como un hobby, ya que paso muchas horas en hoteles y ahí es donde hago los arreglos. Después las voy pasando por diferentes instrumentos”, aseguró el actor malagueño en declaraciones a los periodistas.

4. Francis Ford Coppola: vitivinicultor

A muchos famosos les da por tener bodegas. Francis Ford Coppola defiende a capa y espada el slow cinema, las películas con guiones cocinados a fuego lento y alejados de la inmediatez que requieren las grandes productoras cinematográficas de Hollywood. Pero el cineasta tiene esta otra pasión, que le ha llevado a poner en marcha su propia bodega de vino en California.

Viñedos de Coppola en Inglenood

Más que ser un apasionado o snob del buen vino, Coppola recurrió al negocio de la vitivinicultura para salir de la ruina y poder financiar nuevos rodajes, cuenta The Guardian. En 1995 creó su propia bodega en Napa Valley (California) y fundó la empresa Niebaum-Coppola Estate Winery, cuyos caldos han adquirido prestigio internacional con el paso de los años. Lejos de los placeres sensoriales del reserva y el crianza, la combinación vino y cine es perfecta para Coppola.

5. Santiago Segura y Nicolas Cage: coleccionistas de cómics

Durante sus años en la facultad, Santiago Segura reconocía que no leía novelas ni ensayos. Lo suyo eran los cómics. De hecho, en la actualidad posee una de las colecciones de cómics más importantes de España.

En las estanterías del cineasta figuran tebeos originales de autores como Gahan Wilson, Al Hirschfeld, Frank Frazetta, Robert Crumb o Manuel Vázquez, según publicó The New York Times.

La relación del actor Nicolas Cage con los cómics es algo más rocambolesca. En el año 2000 desaparecieron de su casa el ejemplar número 1 de Action Comics, en el que figura la primera aparición se Superman y que se editó en 1938, y otros dos de Batman. Cage denunció a la policía de Los Ángeles el robo de los cómics, que conservaba colgados en la pared de su casa y protegidos por marcos de seguridad.

Once años después, en diciembre de 2011, el ejemplar número 1 de Action Comics fue vendido en una subasta de internet por 1,6 millones de euros, y la identidad del comprador nunca se reveló. El actor aseguró a Hollywood Reporter que en 1997 compró ese ejemplar de Superman por 150.000 dólares.

Pese a las peticiones de Cage para que le fuese devuelto, el presidente de la casa de subastas de internet, Stephen Fisher, no confirmó que se tratase del mismo que fue robado de la casa del actor, aunque sus datos de proveniencia se ajustaban con los de la reliquia familiar de Cage. ¿Fue el propio actor quien terminó pagando 1,6 millones para recuperar su tesoro? Hasta el momento no se sabe si su pasión le llevó a hacer la puja más alta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

RESPONSABLEMENTE