POLÍTICA
08/06/2014 12:58 CEST | Actualizado 08/06/2014 14:24 CEST

El rey preside su último acto como jefe supremo militar

El rey don Juan Carlos ha presidido este domingo en Madrid, junto con la Reina Sofía y los Príncipes de Asturias, su último Día de las Fuerzas Armadas antes de la abdicación. Ha sido su último acto como jefe supremo militar. Ataviado con su uniforme de capitán general de los Ejércitos, el monarca se da despedido así de una milicia de la que ha sido jefe supremo los últimos 39 años.

Varios cientos de personas han recibido con aplausos y gritos de "vivas" a los reyes y los príncipes a su llegada a la madrileña plaza de la Lealtad. El acto consiste en un homenaje a los caídos ante el monumento levantado en su honor y donde una llama permanece encendida de forma permanente.

Don Juan Carlos ha presidido a las 12.30 horas el homenaje, que ha corrido a cargo de una compañía de la Guardia Real. Después ha tenido lugar un desfile por parte de un batallón mixto compuesto por compañías de los ejércitos de Tierra, del Aire, la Armada, la Guardia Civil y la Guardia Real.

En total, en torno a 500 efectivos han participado en la parada militar a pie en la Plaza de la Lealtad de Madrid, junto al Paseo del Prado. Este acto ha culminado con una exhibición de la Patrulla Águila, que ha dibujado la bandera de España en el cielo, aprovechando así que el Ejército del Aire conmemora este año el 75 aniversario de su creación.

Luego, el rey se ha despedido de los militares con una recepción ofrecida en el Palacio Real. "Vamos a brindar por el primer soldado y el primer marino de España. Por su majestad el rey", ha dicho el ministro Morenés, a lo que don Juan Carlos ha contestado, también levantando su copa: "Brindad conmigo: ¡Por España!".

EL PRÍNCIPE OSTENTARÁ EL MANDO SUPREMO

Esta ha sido la primera vez que se ha podido ver juntos, desde el anuncio de la abdicación de Don Juan Carlos el pasado lunes, a los que han sido reyes durante las últimas cuatro décadas junto a sus sucesores, los Príncipes de Asturias.

Una vez que se produzca el relevo al frente de la Corona, el nuevo Rey Felipe VI pasará a ostentar el mando supremo de las Fuerzas Armadas con rango de capitán general, ya que este cargo es inherente a la condición de monarca, tal y como establece el artículo 62 de la Constitución.

MORENÉS: "CON TODA NATURALIDAD"

Mientras, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha afirmado que el relevo al mando de los ejércitos del rey se hará "con toda naturalidad" porque la propia Constitución establece que "el monarca es, por serlo, el jefe supremo de las Fuerzas Armadas".

Tras asegurar que el relevo al mando de los ejércitos se hará con "naturalidad" porque "se produce por virtud de la ley", ha señalado que no habrá ninguna ceremonia especial.

Una vez que se produzca el relevo, Morenés ha explicado que Felipe VI será el jefe supremo militar y tendrá todos los honores y podrá portar todas las insignias y lucir el uniforme que su condición de capital general requiere.

Preguntado por si la infanta Leonor como heredera de la Corona recibirá instrucción militar, como en su día la recibió el Príncipe de Asturias, Morenés ha dicho que tienen "muchísima ilusión" por aportar esa formación, ya que es "un proceso de normalización la presencia de la mujer en las Fuerzas Armadas".

Photo gallery Día de las Fuerzas Armadas See Gallery

ESPACIO ECO