INTERNACIONAL
27/07/2014 12:40 CEST | Actualizado 27/07/2014 14:20 CEST

Violencia en Libia: mueren 23 trabajadores egipcios por un misil en Trípoli

EFE

Libia vive una escalada de violencia desde principios de la semana pasada, con duros enfrentamientos entre milicias. 23 trabajadores egipcios murieron por el impacto este sábado de un misil de tipo grad en su vivienda en la capital libia, Trípoli, según informaron este domingo medios oficiales egipcios. El Ministerio de Exteriores ha recomendado a todos los ciudadanos españoles que abandonen el país.

El presidente de la Comunidad egipcia en Libia, Alá Hadura, dijo a la agencia estatal Mena que el suceso se produjo en un área agrícola en la zona de Al Karimiya. Una fuente del Ministerio egipcio de Asuntos Exteriores informó en un comunicado de que intentan, en coordinación con las autoridades libias, investigar lo acontecido y prestar ayuda a las víctimas.

Ese Ministerio reiteró el llamamiento a los egipcios para que no viajen a Libia ante la deteriorada situación de seguridad que vive el país vecino e instó a los numerosos residentes egipcios en Libia a alejarse de las zonas de combates, especialmente de Trípoli y Bengasi, donde ya han muerto en las últimas semanas varios egipcios.

DESALOJO DE LA EMBAJADA DE EEUU

El Aeropuerto Internacional de Trípoli es escenario desde hace varios días de fuertes choques armados entre milicias de Zintan y Misrata, en los que las segundas tratan de arrebatar su control a las primeras.

Esta escalada de la violencia llevó a EEUU a evacuar el sábado su embajada en Trípoli y a trasladar a los más de 150 miembros del personal a Túnez.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha recomendado este domingo "muy seriamente" a los españoles que aún permanecen en Libia que abandonen el país "inmediatamente" debido al "grave deterioro" de la situación de seguridad, especialmente en la capital, Trípoli, y sus alrededores. Reino Unido ha hecho el mismo llamamiento a sus ciudadanos.

También se registraron el sábado enfrentamientos entre milicias rivales en Bengasi, donde al menos diez personas murieron y otras cincuenta resultaron heridas.

ESPECIAL PUBLICIDAD