Política

Sanidad atribuye a un "error administrativo" las filtraciones del hospital de Fuenlabrada

YOUTUBE

El escándalo de la filtración de datos personales de pacientes del hospital público de Fuenlabrada al centro privado Los Madroños de Brunete ha sido atribuida a un "error administrativo" por la Consejería de Sanidad madrileña, pero la oposición exige que se depuren responsabilidades.

Los médicos de Los Madroños llamaban a los pacientes en lista de espera para hacerse pruebas médicas en el centro fuenlabreño y trataban de convencerles de que se las hicieran en la clínica privada, sin esperas y con factura al hospital público, según adelantó la Cadena SER el martes. Los pacientes entrevistados por la SER han relatado que les aseguraban que su médico de cabecera había recomendado Los Madroños.

El hospital de Fuenlabrada deriva numerosas pruebas a la clínica de Brunete desde septiembre del año pasado, momento en que comenzó la filtración de datos. El Ayuntamiento socialista de Fuenlabrada va a remitir sendas cartas a la dirección del centro y a la consejera de Sanidad, Lucía Figar, para pedir explicaciones.

El alcalde en funciones del municipio, Francisco Javier Ayala, ha mostrado su total oposición "a la posible externalización, que es lo que están realizando con nocturnidad y alevosía, de los pacientes del hospital a clínicas privadas y el intento de privatizar la Sanidad en la comunidad".

"UN ERROR ADMINISTRATIVO PUNTUAL"

El secretario general del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, Bartolomé González, ha apuntado que el gerente del Hospital de Fuenlabrada ya ha explicado lo que propició la cesión de datos."Ayer mismo explicó el error administrativo puntual que propició las filtraciones", ha afirmado, para añadir que la Consejería de Sanidad también ha admitido "un error de procedimiento y ya ha dicho que está estudiando lo ocurrido".

Fuentes de la Consejería de Sanidad detallan que ha habido un "error" en el procedimiento, puesto que era el centro privado el que llamaba a los pacientes para concertar citas, cuando esa labor corresponde al propio hospital. Según las citadas fuentes, se habrían cedido a los Madroños el nombre y el número de teléfono de pacientes, y esa forma de actuar "no responde a ninguna instrucción" ni de la Consejería ni del Servicio Madrileño de Salud, y achacan este procedimiento a una "decisión unilateral" del hospital de Fuenlabrada.

Las fuentes de la Consejería indican que no se tomará ninguna medida hasta que no concluya la investigación y se recaben todos los datos sobre lo ocurrido.

LA OPOSICIÓN DENUNCIARÁ Y PIDE DIMISIONES

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha tildado de "gravísimo" el caso y considera que "probablemente" haya "causa penal" por ello, y ha acusado al PP de querer convertir la sanidad pública "en un mero instrumento para que gane mucho dinero la sanidad privada". "La sanidad pública está para salvar vidas y es lo mejor que tenemos los españoles", ha remarcado Gómez.

El portavoz de sanidad de IU en la Asamblea de Madrid, Rubén Bejarano, ha exigido al Gobierno Regional el "cese inmediato" del gerente del hospital de Fuenlabrada, Manuel de la Puente, y ha reclamado al consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, que informe '"urgentemente" de si esta situación se ha producido en otros centros públicos que también derivan a esa clínica, como el Hospital Severo Ochoa.

UPyD, que también pedirá la comparecencia del consejero en la Asamblea, denunciará ante la Agencia Española de Protección de Datos la fuga de información, según ha informado el diputado y portavoz de Sanidad del grupo, Enrique Normand, ya que "la ley regula una protección especial a la información contenida en las historias clínicas" y "es necesario depurar responsabilidades en este lamentable asunto que atenta contra la intimidad de las personas".

LOS MÉDICOS: "ES UNA ESTRATEGIA PARA PRIVATIZAR"

La Asociación para la Defensa de la Salud Pública de Madrid (ADSPM) ha afirmado que la filtración es una "estrategia" de la Consejería de Sanidad para "privatizar" la sanidad pública. "Como han tenido que ceder en los planes de privatización directa, se opta por incrementar la derivación a centros privados de las pruebas que no se pueden hacer en los centros públicos porque, intencionadamente, se han dejado con pocos recursos humanos y escaso rendimiento", ha avisado.

La organización ha asegurado que en el hospital de Fuenlabrada hay constancia de una "baja utilización" de los recursos públicos y ha pedido la dimisión del gerente y del consejero de Sanidad porque "ambos son responsables del deterioro, desmantelamiento y privatización de la sanidad pública madrileña".

UGT de Madrid ha censurado que los responsables traten de "culpabilizar implícitamente a los trabajadores y trabajadoras del Hospital de Fuenlabrada", manifestando que se trata de un error administrativo, y exige que se depuren responsabilidades.

La asociación El Defensor del Paciente y la organización de consumidores Facua han denunciado al hospital ante la Agencia Española de Protección de Datos por la filtración de datos efectuada "de forma ilegal y sin el permiso expreso de los pacientes", lo que supone una "infracción grave" de acuerdo a la Ley de Protección de Datos, sancionable con una multa de entre 40.000 y 300.000 euros.

Popular in the Community