INTERNACIONAL
22/08/2014 21:47 CEST | Actualizado 22/08/2014 21:47 CEST

El Ejército ruso abre fuego de artillería contra el ucraniano, según la OTAN

EFE

Una oficial de la OTAN ha asegurado que el Ejército ruso, con la ayuda del personal ruso que se encuentra en Ucrania, ha conseguido trasladar unidades de artillería y las están utilizando para abrir fuego contra el Ejército ucraniano, según The New York Times.

"Apoyo con artillería rusa, tanto desde fuera de sus fronteras, como desde dentro de Ucrania, está siendo empleado contra las Fuerzas Armadas ucranianas", ha dicho la portavoz de la OTAN, Oana Lungescu.

Desde mediados del mes de agosto, la organización ha recibido varios informes que detallan la implicación de las fuerzas rusas, "incluyendo las fuerzas aéreas y las fuerzas de operaciones especiales en el este de Ucrania", según Lungescu. Este nuevo paso, que ha sido posible por la entrada de un supuesto convoy humanitario en Ucrania sin el permiso de Kiev, representa una escalada de la implicación del Kremlin en la lucha.

"Hemos sido testigos de la transferencia de grandes cantidades de armas avanzadas, incluyendo carros de combate, vehículos de transporte de personal armado y artillería para los grupos separatistas en el este de Ucrania. Es más, la OTAN está observando una reorganización alarmante de las fuerzas aéreas y terrestres rusas en las cercanías de las fronteras ucranianas", ha añadido el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

"La entrada forzosa, sin la autorización o escolta, indica que Rusia está más interesada en reabastecer a los separatistas que en apoyar a las poblaciones locales", ha advertido el máximo responsable militar de las operaciones aliadas, Philip Breedlove, que ha calificado la entrada del convoy ruso de "contrabando forzoso" y violación "flagrante" de las normas internacionales.

Aunque ha admitido que "la situación humanitaria en el este de Ucrania debe abordarse" no se puede hacer "de una forma espuria, que puede inflamar el conflicto más" y ha recordado que las autoridades de Kiev han dado pasos para aliviar la situación como la creación de corredores humanitarios.

"Si Rusia realmente quiere ayudar a la gente del este de Ucrania, debe retirar sus tropas inmediatamente, cesar el flujo de armas y agentes a través de la frontera y utilizar su influencia con los separatistas para presionar la vuelta a la diplomacia", ha subrayado.

EL CONVOY AVANZA POR TERRITORIO SEPARATISTA

Según el servicio fronterizo ucraniano, 145 camiones han cruzado la frontera procedentes de Rusia, tras una semana bloqueados por los constantes desencuentros entre Kiev y Moscú acerca del contenido y los destinatarios.

El Ministerio de Exteriores ucraniano ha subrayado que las autoridades no dieron permiso para que entrase a través de la frontera este, pero ha admitido que el Gobierno dio las "ordenes necesarias" para dejar pasar estos vehículos con el objetivo de evitar nuevas "provocaciones" que pudiesen agravar el conflicto.

El jefe del Servicio de Seguridad (SBU), Valentin Nalivaychenko, ha ido más allá y ha hablado de "invasión directa" por parte de Rusia, pero ha asegurado que Kiev no atacará al convoy ruso para evitar "provocaciones, como que hemos estado reteniendo o usando la fuerza contra los vehículos de la llamada 'ayuda'".

Preguntado sobre si Ucrania emplearía ataques aéreos contra el convoy que circula hacia Lugansk por territorio bajo control de los separatistas prorrusos, Nalivaychenko ha replicado "contra ellos, no".

ADEMÁS:

EL HUFFPOST PARA IKEA