POLÍTICA
10/09/2014 17:32 CEST | Actualizado 10/09/2014 17:32 CEST

Las asociaciones ecologistas recelan de Cañete y recuerdan su relación con las petroleras

TAREK

Sorpresa e indignación a partes iguales entre las asociaciones ecologistas por el nombramiento de Miguel Arias Cañete, exministro de Agricultura, como comisario europeo de Clima y Energía.

Desde Greenpeace apuntan a las "conexiones con la industria petrolera" de Arias Cañete. "Para demostrar que es el nombre adecuado para el trabajo deberá resolver sus conflictos de interés y mejorar su historial medioambiental como ministro", añade esta organización en un comunicado.

Tampoco lo ven claro desde Ecologistas en Acción, que tilda a Cañete de "comisario a favor de las energías sucias". Según esta organización, fue "el ministro de un Gobierno que obstaculiza las energías renovables, apuesta por el fracking y las prospecciones, permite las arenas bituminosas y defiende intereses de grandes petroleras" y consideran que "difícilmente promoverá una política sostenible".

Ecologistas en Acción acusa a Cañete de promover la Ley de Costas, de relegar a un asunto "de segundo orden" el problema del calentamiento global y de ser conocido "por intereses privados en empresas petroleras". "¿Qué intereses defenderá Cañete? ¿los de las grandes empresas energéticas o el de los ciudadanos y el medio ambiente? Los antecedentes no invitan al optimismo", concluye el comunicado de la organización.

Sobre la relación de Cañete con empresas petroleras también se han pronunciado Juan López de Uralde, líder de Equo y exdirector de Greenpeace, y el diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón, desde sus cuentas en Twitter: