NOTICIAS
24/09/2014 09:18 CEST | Actualizado 24/09/2014 20:34 CEST

Detienen al presunto pederasta de Ciudad Lineal

La caza del “depredador” de Ciudad Lineal, el presunto pederasta al que se le acusa de cinco agresiones y tres tentativas a menores de edad a lo largo del último año, ha terminado este miércoles con su detención, a las 07:37 horas, en Santander.

Los delitos de los que se le acusa tuvieron como víctimas a niñas de entre “5 y 11 años de escaso desarrollo físico”, ha informado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en un rueda de prensa.

El delincuente, que actuaba en zonas peatonales y parques, no tenía ninguna relación previa con las pequeñas, lo que se denomina un "pederasta no preferencial". Las agresiones sexuales se producían en el vehículo del arrestado o en alguna de las dos viviendas que disponía en Madrid. Allí "las violaba durante horas, para después lavarlas con agua o ducharlas", ha señalado el ministro.

El detenido es un varón español de 42 años, “aunque aparenta menos edad”, ha aclarado Fernández Díaz. Cuenta con un "dilatado" pasado delictivo “con antecedentes por secuestros, detenciones ilegales, robos con violencia y violencia de género" y fue condenado en los años 90 a siete años de prisión por secuestrar y agredir a una niña de 6 años.

"De carácter violento", practicaba culturismo y artes marciales “y tenía relaciones con el crimen organizado”. Pese a haber sido arrestado este miércoles, llevaba controlado “desde hacía dos semanas por la Policía” en Santander —donde se había trasladado en las últimas semanas huyendo de la presión policial— mientras se obtenía "la carga probatoria" para su detención.

El presunto pederasta, que siempre conocía las zonas en las que actuaba para evitar que sus movimientos quedasen registrados por cámaras de seguridad que le pudiesen delatar, aprovechaba sus viajes de trabajo a Madrid, donde se dedicaba a la compraventa de vehículos y de tecnología, para cometer los delitos.

Los investigadores detectaron que el pederasta había puesto a la venta en Internet el coche que utilizó para abusar de las menores, aunque también vendía otro vehículo que empleaba habitualmente. Fernández Díaz ha explicado que el arrestado tenía acceso a diferentes vehículos de compra-venta porque trabajaba para un empresario dedicado al negocio, con lo que tenía disponibilidad para usar estos coches.

La Policía está registrando tanto el domicilio de la capital del que huyó así como el lugar al que se había trasladado. También ha localizado la vivienda, ahora deshabitada pero que pertenece a su familia, en la que supuestamente cometió alguna de las agresiones.

La operación policial, denominada Candy (caramelo, en inglés), ha sido “muy compleja”, al confluir varios elementos que han contribuido a dificultar la resolución del caso. Por ejemplo, la nula relación del agresor con las víctimas, la utilización de varios vehículos para cometer sus abusos o las precauciones que éste tomó para evitar ser localizado. Además, el uso de narcóticos con las víctimas y su escasa edad hizo que sus testimonios fuesen de "de escasa calidad".

Debido a la dificultad de la operación Candy, la Policía Nacional tuvo que recurrir al asesoramiento de expertos, especialistas en análisis de conducta "e incluso al FBI", ha explicado el ministro del Interior.

El detenido está siendo trasladado a Madrid, aunque no será hasta el viernes a mediodía cuando, previsiblemente, pase a disposición judicial.

"UN DESCANSO PARA LAS FAMILIAS"

Al conocer la noticia, durante una entrevista a Radio Nacional de España, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha felicitado a la Policía por la detención porque supone "un descanso para muchas familias".

González ha recordado que este caso estaba generando "mucha alarma social" y un elevado "grado de tensión social" entre los vecinos y los padres, "muy preocupados" por el asunto.

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y la regidora de Madrid, Ana Botella, se han sumado a las felicitaciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: