TENDENCIAS
04/11/2014 12:45 CET | Actualizado 04/11/2014 12:46 CET

100 años del sujetador: los sostenes más míticos, en GIFS

El sujetador se hace centenario: los sostenes cumplen 100 años. El 3 de noviembre de 1914, la inventora Mary Phelps-Jacobs, toda una pionera, patentó el primer diseño cuando apenas contaba con 19 años: estaba incómoda con un corsé y decidió juntar dos trozos de tela con las cintas de su corsé. Empezó a crearlos, comercializarlos entre sus amigas... y hasta hoy. La Primera Guerra Mundial y la necesidad de comodidad y libertad de movimientos hicieron el resto.

Desde entonces, el sujetador ha pasado por muchas etapas: de ser alabado por su comodidad a ser denostado como símbolo de opresión, lo que le ha hecho acabar en muchas hogueras. También se ha convertido en símbolo de erotismo (difícil olvidar a Eva Herzigova saludando desde gigantescos carteles con su célebre Wonderbra, en el que llegó a ser nombrado el anuncio más icónico de la historia) y de provocación, y así lo han utilizado desde Madonna a Miley Cyrus.

Ahora, para rendir homenaje al sujetador, nada mejor que un repaso a sus modelos más icónicos a lo largo de los últimos 100 años.

Aunque antes de 1914 ya había un sostén fundamental: el de la Venus con sus conchas tapando el pecho. De ese momento es difícil encontrar GIFS, claro, pero ya está ahí Lady Gaga para hacer una recreación unos cuantos siglos después.

El cine y la fotografía ayudaron a la consagración del sujetador: Bettie Page fue una de sus primeras exponentes, gracias a prendas de fantasía que lucía sin tapujos.

Poco a poco, el sujetador fue llegando a la gran pantalla, sobre todo en los años 60, cuando más que insinuar se comenzó a enseñar. Así lo hizo Janet Leigh en Psicosis (1960) a las órdenes de Alfred Hitchcock o Anne Bancroft con su insinuante señora Robinson en El Graduado, en 1967.

Pero en los años 80 y 90 el cine y la música ya sí que lo empezaron a mostrar sin tapujos. Una de las primeras fue Madonna con sus sujetadores de cono diseñados por un visionario Jean Paul Gaultier.

¡Si hasta las princesas Disney se animaron a enseñar! Antes que muchas otras, Ariel ya se pasó toda La Sirenita mostrando sus particulares conchas de Venus. Aquello era 1989.

Y poco después lo hizo Jasmin: su mezcla entre sujetador y crop-top (es decir, camiseta ombliguera) triunfó allá por 1992.

En los cines, en un mismo año, pudieron verse dos de los sujetadores más recordados de la gran pantalla. 1996 fue el año de Striptease con Demi Moore y de Abierto hasta el amanecer con Salma Hayek.

También las series fueron ganando peso en la cultura popular, y mostraron poco a poco esta prenda de ropa interior. Así ocurrió con Rachel en Friends o con Penny en The Big Bang theory.

¿Y cómo olvidar la pasarela? Año tras año, los desfiles de Victoria's Secret y sus impresionantes ángeles alados dejaban al mundo entero con la boca abierta.

El mundo de la música también se fue dando poco a poco al destape. Cada vez eran más las que enseñaban. Primero, la recatada Britney Spears, dejando entrever un top bajo su camisa anudada de colegiala.

Luego llegó Lady Gaga, con modelos para todos los gustos: conchas, bengalas, cinta policial... y hasta manos.

O Katy Perry, con sus sostenes de pastel.

Y cómo no Miley Cyrus, la última y más provocadora sobre el escenario. Para hacerlo, solo ha necesitado un sujetador, muy sencillo. Y además, en color carne.

PARA SABER MÁS...