INTERNACIONAL
24/11/2014 17:05 CET | Actualizado 24/11/2014 18:37 CET

Chuck Hagel, secretario de Defensa de EEUU, deja el cargo

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha presentado su renuncia al cargo, lo que supone la primera baja en el gabinete de Obama desde el varapalo sufrido en el Senado, donde los republicanos obtuvieron la mayoría.

Según informa The New York Times, el primer diario en informar de la renuncia, Hagel deja el cargo por presiones de Obama, que quiere una estrategia distinta en la lucha contra el Estado Islámico (EI).

El presidente de EEUU habría pedido el pasado viernes a su secretario de Defensa que dimitiera tras una serie de reuniones en las últimas dos semanas, según informa el diario estadounidense citando a altos funcionarios del Gobierno.

Obama compareció este lunes en la Casa Blanca y dijo que, tras varias semanas de conversaciones, él y Hagel coincidieron en que es el "momento apropiado" para que abandone el Pentágono, donde permanecerá, no obstante, hasta que sea nombrado su sucesor.

La "decisión" de dejar el Pentágono "no es fácil para él, pero me considero muy afortunado de haberlo tenido como secretario de Defensa", enfatizó Obama.

Exsenador republicano y veterano de la guerra de Vietnam, Hagel, de 68 años, se puso al frente del Pentágono en febrero de 2013 en sustitución de Leon Panetta y se ha comprometido a permanecer en el cargo hasta que Obama nombre a su sustituto.

LOS DESACUERDOS CON OBAMA

Los desacuerdos entre Hagel y Obama sobre cómo combatir al EI han sido evidentes. Mientras que él jefe del Pentágono calificaba al EI de "amenaza inminente para EEUU", Obama meses antes los había comparado con un equipo de baloncesto de aficionados.

Además, el secretario de Defensa también criticó recientemente la estrategia de EEUU en Siria, en un memorando dirigido a la principal asesora de seguridad nacional del presidente, Susan Rice.

Su renuncia llega, además, cuando acaba de saberse que Obama firmó recientemente una orden que autoriza la extensión del papel de las tropas estadounidenses en Afganistán en 2015 y por la que podrían implicarse en operaciones de combate.

Hagel fue un gran crítico de George W. Bush durante su Presidencia y de la guerra de Irak, que en un principio aprobó pero que posteriormente consideró 'la metedura de pata más peligrosa en la política exterior de este país desde Vietnam'.

Otros medios sostienen que Hagel se va por decisión propia tras varias semanas de conversaciones al respecto con el presidente.