NOTICIAS
25/11/2014 14:12 CET | Actualizado 26/11/2014 12:00 CET

¿La tecnología nos distancia? Aplicaciones hechas para unir

COUPLE.ME

Mucha gente asegura que la tecnología móvil nos separa de las personas que nos rodean y que, en definitiva, nos vuelve asociales Es cierto que muchas veces nos sentimos tentados a contestar un mail o un tuit sólo porque ha sonado el móvil, incluso estando en medio de una conversación importante con otra persona; pero muchas otras veces la tecnología sirve para unirnos, especialmente con aquellos que están lejos.

Existen muchos casos en los que nos vemos obligados a estar físicamente distanciados de la gente que es realmente importante en nuestra vida: parejas, hijos que están estudiando fuera, amigos que se van a vivir a otros países o viajes de placer o trabajo. Son muchas las razones por las que acabamos estando lejos de la gente realmente importante en nuestras vidas, y la tecnología puede lograr que estas distancias se acorten.

Una de las primeras cosas que nos vienen a la cabeza cuando hablamos de tecnología que nos ayuda a estar más unidos con los nuestros son las aplicaciones de mensajería como WhatsApp, Skype, Telegram o Line, que permiten mantener un contacto cercano con aquellos que están lejos. Las redes sociales como Facebook o Twitter también ayudan, pero además existen otras aplicaciones pensadas para magnificar la sensación de cercanía cuando las distancias son demasiado grandes.

PARA PAREJAS

Si te encuentras lejos de tu pareja puedes utilizar aplicaciones como Avocado o Couple (ambas para Android). Estas soluciones generan espacios de comunicación privados para parejas mediante el uso de chats, la posibilidad de enviar fotos, vídeos y, sobre todo, el envío de muestras de afecto a través del smartphone, haciendo las distancias un poco más cortas.

PARA FAMILIARES Y AMIGOS

Path, en cambio, es una red social que está pensada para mantener relaciones de calidad a través de internet con familiares y amigos cercanos. A diferencia de otras redes sociales, Path tiene limitado el número de personas a las que podemos seguir en 150. Es el equivalente al número de Dunbar, que se estima es el número de relaciones sociales que una persona puede mantener simultáneamente. Con esta limitación sus creadores quieren potenciar que únicamente se incluyan los más allegados para que se compartan cosas más personales.

PARA COMPARTIR MOMENTOS

Gaze in 30 Seconds from Gaze on Vimeo.

Bastante más original es Gaze, una aplicación que va un paso más allá de los Hangouts de Google permitiendo que se compartan vídeos y que ambas partes los vean de forma sincronizada mientras mantienen un videochat. La intención de Gaze es que dos personas puedan compartir algo tan sencillo como ver la televisión juntos, aunque estén separados por una larga distancia. Gaze permite ver tanto vídeos en streaming, a través de servicios del estilo de YouTube, como los vídeos que se encuentran en local en el ordenador.

PARA INTERACCIONES FÍSICAS

Aunque probablemente los que llevan más lejos el acercar las distancias son aquellos que incluyen la interacción física en la ecuación. El ejemplo más famoso en este sentido es el iWatch de Apple, que aunque todavía no ha salido a la venta, ya está en boca de todos. Entre sus muchas funcionalidades, el reloj de Apple dispondrá de una respuesta háptica —o lo que es lo mismo, notaremos un golpecito en la muñeca— que podrá ser utilizada como un aviso de notificación o como una forma de contacto más íntima entre usuarios del dispositivo, pudiendo enviar esta respuesta háptica como si se tratara de una pequeña caricia.

Pero el reloj de Apple no es el único aparato que ofrece interacciones físicas. TapTap es una pulsera pensada para que las parejas se comuniquen con vibraciones: si uno de los miembros de la pareja le da un golpecito, la pulsera del otro vibra. El brazalete de TapTap ha sido creado para emular el contacto físico en la distancia. Lo mismo que ocurre con Hug Shirt, una camiseta que permite enviar abrazos y transmitir características como la fuerza del abrazo, el calor corporal o el ritmo cardiaco. Todos estos aparatos funcionan a distancia gracias a la sincronización con smartphones.

Las relaciones a distancia no son fáciles, sean del tipo que sean, y cualquiera que las haya vivido sabe cómo la tecnología hace posible sentir muy cerca a los que no lo están. Este tipo de soluciones ayudan a que la comunicación sea fluida, que el contacto se mantenga y la relación evolucione igual que si la persona que está lejos se encontrara a nuestro lado.

El artículo original fue publicado por Mobileworldcapital.com

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'