TENDENCIAS
29/11/2014 09:51 CET | Actualizado 29/11/2014 09:51 CET

No sabes comprar sábanas, pero aquí tienes ayuda...

Hazte a la idea de que, más o menos, será como descubrir que el factor 100 de protección solar no funciona y que Humphrey Bogart nunca dijo Tócala otra vez, Sam en Casablanca. ¿Estás listo?

El hecho de comprar sábanas de muchos hilos no significa que sean de mejor calidad. Efectivamente, MÁS no siempre es MEJOR.

Es increíble, pero cierto. Nuestros compañeros de la edición estadounidense de The Huffington Post hablaron con Nancy Koltes, diseñadora de ropa de cama de lujo, y Shannon Maher, profesora en el Fashion Institute of Technology, para tratar de destapar esta mentira.

¿En qué consiste el malentendido?

El conteo de hilos, que Maher define como "el número de hilos por pulgada cuadrada" que tiene un tejido, parece haberse convertido en una ideal genial de márketing.

"Es un invento del mercado estadounidense", afirmaba Koltes. En concreto, el conteo de hilos no es tanto una "mentira" como una forma falsificada de determinar la calidad de las sábanas, sobre todo cuando se usa como la única forma de definir la calidad. Al igual que asociamos las etiquetas "bajo en grasa" u "orgánico" a la comida, los distribuidores de ropa de cama extendieron esta idea a sus líneas de lujo a mediados de los 90, explica Koltes. Pero con el nuevo milenio, la "mentira del conteo de hilos" ha alcanzado nuevas cotas al introducirse la primera línea de más 1000 hilos por pulgada cuadrada. "Simplemente, es algo promocional. El conteo de hilos no supone calidad", cuenta Koltes. Sin embargo, parece haber calado entre los consumidores.

¿Entonces qué deberíamos hacer?

En vez de confiar sólo en el conteo de hilos cuando quieras comprar las sábanas perfectas, ten en cuenta también los siguientes factores:

Fibra: De acuerdo con Maher, la mayoría de las sábanas están hechas de algodón, pero deberíamos buscar una fibra más larga. "Las fibras más largas son ideales, pues al hilarlas, se les da fuerza, lo que supone menos cardado". El algodón egipcio, que Koltes califica como el estándar de excelencia, tiene una fibra larga. Otras opciones de fibra de buena calidad son el algodón pima y supima, el orgánico, el algodón-poliéster e incluso el bambú.

Tejido: Según la web Real Simple, el tejido de las sábanas "afecta al tacto, a la apariencia, a la longevidad y al precio". Hay muchos tipos de tejidos, pero "el percal es el más destacado", explica Maher. "Es un tejido equilibrado, como el de una cesta, y da sensación de frescura". Maher sugiere también el satén, que es "un poco más suave y más cálido que el percal".

Los números no lo son todo: Aunque una sábana tenga más hilos, la cifra puede inflarse manipulando el proceso de fabricación con un hilo de baja calidad. Por regla general, es mejor comprar sábanas de un conteo mínimo de 200 hilos. A partir de 800, la cantidad no importa.

Para ayudar y proteger a los consumidores, la Comisión Federal del Mercado estadounidense trata de acabar con las técnicas engañosas y la tecnología diseñada para aumentar el conteo de hilos, así como con la publicidad engañosa.

Ubicación: No todas las sábanas se fabrican igual. En una entrevista con New York Magazine, Amanda Mettler, encargada de compras para Gracious Home, dijo: "Puedo garantizar que un conteo de 200 hilos de Italia es mejor que uno de 1000 de Paquistán". Se considera que en Francia e Italia estás algunos de los mejores fabricantes de sábanas, aunque la fibra que utilizan no siempre procede de esos países (el algodón egipcio es uno de los más utilizados).

El precio importa: Maher recuerda a los clientes que "el precio y la calidad van definitivamente de la mano".

El acabado lo es todo: La mayoría de las sábanas se rematan con procesos químicos para que no se arruguen o encojan. Aunque está bien que las sábanas no se arruguen, trata de buscar unas de algodón orgánico, sin compuestos químicos.

Así que, recuerda...

Hay que buscar el equilibrio a la hora de comprar unas sábanas. Para más información, puedes consultar esta guía (en inglés) con consejos para elegir las mejores en función de tu presupuesto.

¡Que tengáis dulces sueños!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de The Huffington Post y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

EL HUFFPOST PARA 'MASCOTAS 2'