TENDENCIAS
07/12/2014 21:45 CET | Actualizado 11/03/2015 13:47 CET

La receta de Langui para ser feliz: "Lo mejor es no intentar tapar la imperfección, sino ponerla bonita"

EL HUFFINGTON POST

Complejo, discapacidad, miedo... La imperfección puede tomar muchas formas, pero el verdadero reto está en saber aceptarlas y vivir con ellas. Juan Manuel Montilla, Langui, habla sobre ello en primera persona en su último libro, Cómo ser un imperfecto feliz (Editorial Martínez Roca). "Nos agarramos a una imperfección para ponerle capas y capas para que no se vea. Al final no creces, no avanzas (...) Yo en la mía me he dado cuenta de que lo mejor es digerirla y viajar con ella, adornarla pero no intentar taparla: ponerla bonita", reflexiona el cantante.

Se dio a conocer enfrente de un micrófono, cantando rap en La Excepción y desde entonces, este artista que padece parálisis cerebral se ha llevado un Goya al mejor actor revelación y otro a la mejor canción por El truco del manco. Además, ha lanzado su propio podcast, Radio Taraská, colabora en el programa de radio Levántate y Cárdenas y tiene un papel protagonista en la serie El Chiringuito de Pepe.

Lee aquí el primer capítulo de Cómo ser un imperfecto feliz

EDUCAR EN EL ESFUERZO

Sin tener vocación de libro de autoayuda, sus páginas están cargadas de mensajes de motivación y vivencias del autor, acompañados por dibujos y fotografías personales. Según Langui, está escrito "desde el corazón y la visceralidad" . Pisar tierra firme, reír, comprometerse, aprovechar el tiempo... son algunas de las claves para ser un imperfecto feliz, que podrían resumirse en esta frase del libro: "Si me caigo, me levanto".

Desde pequeño, sus padres le enseñaron estos valores con gestos tan simples como colocar el Nesquik en el estante más alto de la cocina para que él tuviera que esforzarse para cogerlo. "Es una metáfora de vida y viene a decir que hagas que tus hijos se esfuercen y así aprenderán el verdadero valor de lo que es conseguir las cosas por sí mismos. No acostumbremos mal, no acerquemos las cosas para que las tengan a mano, dejemos que se lo trabajen", propone el del madrileño barrio de Pan Bendito.

INSPIRACIÓN Y DESCONEXIÓN

Escrito entre los meses de julio y octubre de este año, el libro es fruto de los ratos muertos transcurridos en esperas durante el rodaje de la serie. "Tienes que estar tres horas en el camerino por ejemplo o tal día actuaba de concierto y aprovechaba y me iba a un sitio que sabía que me iba a inspirar". La musa es caprichosa, pero el cantante procura tratarla bien. "Hay que alimentarla siempre, no aparece sola. Yo la alimento con vivencias, con lectura, con situaciones que me han pasado, con una sonrisa (...) Hay que mimarla, lo que le gusta es la creatividad y que, cuando aparece, la disfrutes", aconseja.

Acostumbrado a expresarse en los 140 caracteres de Twitter, también reflexiona sobre el doble filo de la tecnología: "Entre unas veces que no podemos y otras que no queremos [desconectar], lo que hacemos es aislarnos y tener al de al lado mucho más alejado de nosotros estando tan pegadito" y reconoce que él mismo últimamente no desconecta nada. Sí lo hace cuando tiene la oportunidad de estar junto al mar: "El no tener muros enfrente o, aunque esté dentro de un pueblo pero sé que a tantos metros tengo el mar, me da mucha paz. Me hace sentir muy libre".

CAMPANADAS Y DESEOS

El próximo 31 de diciembre lo veremos dando las campanadas de fin de año para Mediaset desde la Puerta del Sol junto a Jesús Bonilla, Adrián Rodríguez y Dafne Fernández, sus compañeros de reparto en El Chiringuito de Pepe. Ya tiene pensado su deseo para el nuevo año: "Que todo vaya realmente mejor, que haya un cambio en nuestro país y en el resto del mundo (...), que hay verdaderamente un caos y a Dios se lo digo, necesita hacer un ERE, que tiene a la plantilla revolucionada", bromea.

Con el nuevo año también llegarán nuevos proyectos. "Estoy escribiendo canciones y espero pronto publicar mi nuevo trabajo, que tengo muchas ganas. Llevo ya bastantes años sin poder publicar y tengo ganas de encerrarme un poco y hacer un disco nuevo, que me lo piden a patadas", comenta con ilusión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR