TENDENCIAS
30/12/2014 09:12 CET | Actualizado 30/12/2014 09:12 CET

Despedir el año a la europea: cómo empezar 2015 de una forma diferente

GETTY IMAGES

Se acerca la Navidad y, con ella, vamos agotando los días que le quedan aún al 2014. Considerada una noche mágica para algunos, la Nochevieja es siempre un motivo de celebración. Ya sea familiar o con amigos, la cuestión siempre es organizar una fiesta para dejar atrás el año que acaba y empezar con buen pie el que comienza. Si estás empachado de las tradiciones españolas, aprovecha para hacer una escapada por Europa y ver cómo viven otras culturas la noche más especial del año. Desde Travelzoo, portal que busca las mejores ofertas de viaje y de ocio, te sugerimos las siguientes:

DINAMARCA: NOCHE DE PLATOS ROTOS

Una de las tradiciones más originales del norte de Europa para celebrar el Año Nuevo la encontramos en Dinamarca. El 31 de diciembre, los daneses salen a la calle para romper sus vajillas en la puerta de las casas de sus amigos y familiares, demostrándoles así cuánto les quieren. Para ello, suelen acumular durante el año platos, vasos y demás utensilios que se dedican a destrozar sin compasión esa noche. Dice la tradición que, a la mañana siguiente, el montón de platos rotos en la puerta de casa será proporcional al número de buenos amigos que se tengan.

ITALIA: LA CASA POR LA VENTANA

Es de sobra conocida por todos la tradición italiana de comer lentejas en Nochevieja para atraer la buena suerte en el año que está a punto de comenzar. Sin embargo, en algunos lugares del sur del país como Nápoles o Roma, también es costumbre lanzar trastos viejos por la ventana. Con cuidado de los que caminen por la calle esa noche, la tradición dice que deshacerse de los mamotretos es la mejor manera de romper con el pasado y expresar el deseo de empezar un nuevo año con buen pie.

RUSIA: BAILES Y POEMAS PARA EL ABUELO DEL HIELO

Los niños de Rusia esperan con ansia la llegada del Año Nuevo y no es para menos, ya que esta celebración para ellos es como la Navidad para la mayoría de los europeos. La noche de fin de año es el momento en el que los más pequeños se reúnen entorno al árbol navideño para bailar y recitar poemas al Abuelo del Hielo. El Papa Noel autóctono dedica esa noche a repartir dulces, juguetes y muñecas matrioskas, pero solo para aquellos que se hayan portado bien durante todo el año.

INGLATERRA: UN PRIMER VISITANTE VARÓN Y CON PELO OSCURO

Inglaterra es uno de los países más puntuales del mundo, eso es innegable. Y fin de año no es la excepción, ya que llegar a tiempo es la clave de su tradición: el First Footing o Lucky Bird. Esta tradición consiste en que la primera persona que pisa la casa donde se celebra la fiesta después de las 12, decidirá la suerte del año entrante. Al llegar la medianoche, la familia abre la puerta de atrás para despedir el año viejo y esperar que la primera persona que entre —tiene que ser hombre joven y con pelo oscuro— lleve sal, carbón y pan. Si es así, durante el nuevo año todos los que viven en la casa tendrán lo suficiente para comer, calentarse y tener dinero. Sin embargo, la costumbre dice que si esta persona es mujer, u hombre, con el pelo claro o pelirrojo, traerá consigo la mala suerte para todo el año…

HOLANDA: AL AGUA (HELADA) PATOS

Unos 10.000 holandeses celebran la llegada del Año Nuevo bañándose el agua helada (no suele superar los 8 grados centígrados) de Scheveningen, la principal playa de la ciudad resort de los Países Bajos desde 1960. Evidentemente, el tiempo que aguantan en el agua no llega al minuto, pero lo divertido no es el baño, sino la indumentaria con la que deciden zambullirse. Para involucrarse de pleno en la tradición, es necesario ir disfrazado (la mayoría optan por convertirse por unas horas en Santa Claus). Otras 89 localidades del país con playas y lagos reúnen cada año alrededor de 30.000 personas para participar en la Nieuwjaarsduik, con récord de bañistas (36.000) el 1 de enero de 2012.

ESCOCIA: DESFILE Y FIESTA AL AIRE LIBRE

El fin de año en Escocia —o Hogmanay— es una de las celebraciones más especiales del mundo. Adquirió una relevancia particular después de que el Parlamento prohibiera las celebraciones navideñas en 1647 por ser paganas, convirtiendo el día de Navidad en laborable. Aunque esto fue así hasta 1958, Nochevieja ya se había convertido en la gran celebración del invierno y una de las más importantes del año. Los escoceses comienzan, por tanto, el año con un desfile de antorchas, fiesta al aire libre y actuaciones callejeras que duran cuatro días y cuatro noches, invadiendo la ciudad de una mezcla de nuevas tradiciones y costumbres ancestrales.

EGIPTO: PEDIR PERDÓN Y FESTEJAR PARA COMENZAR CON BUEN PIE

Quien pase Nochevieja en el Cairo podrá observar la gran asistencia a mezquitas e iglesias el día 30, a las que acuden los egipcios para rezar y pedir perdón por los pecados cometidos durante el año. Cuando cae la noche, los autóctonos se acercan a la mezquita de Alabastro, en lo alto de la ciudadela que domina la ciudad, para observar cómo aparece la nueva luna creciente en el cielo nocturno, momento en el que empieza oficialmente el nuevo año. Posteriormente, las familias se reúnen con sus mejores galas para festejar juntos la ocasión.

GRECIA: ENCONTRAR LA SUERTE EN UN PASTEL

En Grecia la tradición más extendida consiste en reunirse en familia o entre amigos para comer el roscón de San Basilio (Vasilopita, en griego). Se trata de un pastel con una moneda escondida que traerá suerte en el nuevo año a quien le toque comerse ese trozo. El reparto se hace por orden de edad, empezando por el invitado más mayor. Después de la cena tradicional todo el mundo abandona la casa, excepto las madres, que se quedan barriendo la casa para alejar las malas vibraciones. Después, dejan la escoba en la entrada para que los vecinos corten una de sus espigas y las tiren en la casa como símbolo de bendición.

POLONIA: ESCAMAS DE PESCADO EN LA CARTERA

Polonia es uno de los países más ricos en tradiciones de fin de año. Además de llevar ropa interior de color rojo, como es habitual también en España, los polacos suelen guardar en sus carteras las escamas del pescado que se sirve en Nochebuena para asegurar éxito profesional el resto del año. Otra costumbre relacionada con el dinero es la de pagar todas las deudas que uno tiene con los demás o la de desprenderse de cosas viejas y aprovechar para hacer una renovación de armario.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: