INTERNACIONAL
15/01/2015 16:53 CET | Actualizado 15/01/2015 16:53 CET

EEUU elimina parte de sus restricciones para viajar a Cuba

EFE

Desde este viernes, Estados Unidos permitirá a sus ciudadanos viajar a Cuba sin necesidad de un permiso especial.

Esta medida se engloba dentro del proceso de relajación de sanciones y restricciones respecto a la isla que la administración de Obama comenzará a implementar a partir de mañana viernes.

Las enmiendas del Gobierno estadounidense rebajan los requisitos para los viajeros que entren en las doce categorías ya fijadas por Washington, entre los que se encuentran visitas familiares, viajes oficiales gubernamentales, de organizaciones humanitarias, por intercambios profesionales, educativos, religiosos, culturales o deportivos, así como para coberturas periodísticas.

Estos son algunos de los cambios que se darán desde este viernes:

- Los viajeros autorizados podrán realizar transacciones con normalidad, incluidos los pagos de gastos cotidianos y la adquisición de bienes en Cuba para consumo personal en la isla.

- Se permitirá utilizar tarjetas de crédito estadounidenses en Cuba, aumentará la cuantía de dinero que puede enviarse a la isla y, previsiblemente, importar los codiciados puros cubanos.

- Los estadounidenses que viajen a la isla caribeña podrán también importar bienes hasta un valor de 400 dólares para uso personal, incluyendo no más de 100 dólares de productos alcohólicos y de tabaco.

- El límite de envío de remesas aumentará de los 500 a los 2.000 dólares y en algunos casos de proyectos humanitarios no habrá limitaciones.

- Los estadounidenses que tengan autorización para viajar a Cuba podrán llevar hasta 10.000 dólares como remesas familiares o como donaciones a organizaciones religiosas o por motivos educativos.

- Se permitirá los intercambios comerciales de equipos de telecomunicaciones a Cuba, para facilitar las comunicaciones con Estados Unidos, el resto del mundo y dentro del país.

- Se autoriza el envío de teléfonos móviles, televisores, computadoras y otros dispositivos.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, aseguró en un comunicado que estos cambios permitirán "que los estadounidenses provean más recursos para que el pueblo cubano sea menos dependiente de la economía controlada por el Estado, y ayudará a expandir las relaciones con el pueblo cubano".

Igualmente, el secretario del Tesoro, Jacob Lew, indicó en un comunicado que las medidas anunciadas este jueves "nos llevan un paso más cerca para reemplazar desfasadas políticas que no han estado funcionando y ponen en lugar otras que promueven libertad económica y política".

Las modificaciones son parte del histórico anuncio de Obama hecho el pasado 17 de diciembre para normalizar las relaciones diplomáticas, tras más de medio siglo de embargo y relaciones de enemistad con el régimen castrista en Cuba.