VIRALES
25/03/2015 12:41 CET | Actualizado 25/03/2015 12:41 CET

La pimienta que huye: sorprende a más de uno con este experimento casero (VÍDEO)

¿Quieres sentirte como Moisés separando las aguas? Bueno, quizá no llegue a tanto, pero este sencillo experimento te permitirá dejar con la boca abierta a más de uno. Sólo necesitas un plato, un poco de agua, pimienta negra y detergente lavavajillas.

Como se puede ver en el vídeo de arriba, estos son los pasos que hay que seguir:

1.- Llena el fondo de un plato con agua. Si el plato es blanco se verá mejor el efecto.

2.- Coge un bote de pimienta negra y espolvoréala sobre el agua hasta cubrir la superficie.

3.- Pasa la yema del dedo por la boquilla de una botella de detergente lavavajillas. Bastará con que se te impregne ligeramente.

4.- Pon la yema del dedo en el centro del plato y verás cómo la pimienta parece huir del jabón. Se concentrará en los bordes del plato, formando un aro negro.

¿Por qué se produce este fenómeno? Se debe a la tensión superficial del agua: sus moléculas están unidas entre sí y estos lazos son especialmente fuertes en la capa superficial. La pimienta molida reposa sobre ella, pero si se toca con jabón -es un elemento surfactante o tensioactivo—, esa atracción entre las moléculas del agua se rompe. Como consecuencia, la pimienta no tiene dónde sostenerse y parte cae al fondo y parte se mueve hacia los bordes del plato.

Aquí puedes ver otro experimento para entender mejor cómo funciona la tensión superficial del agua: