TENDENCIAS
01/06/2015 07:53 CEST | Actualizado 22/06/2015 11:06 CEST

Ocho consejos para leer antes de poner el lavavajillas (GIFS)

GTRESONLINE

¿Sabes cómo poner el lavavajillas? La pregunta parece demasiado sencilla como para responder no. Pocos se atreverían a dar esta contestación, pero lo cierto es que por mucho que la tarea sea fácil, y las instrucciones de los electrodomésticos nos ayuden a desempeñarla, existen muchas dudas a la hora de llevar a cabo esta labor. Porque… ¿se pueden lavar los cuchillos de sierra? ¿Y las copas de vino? ¿Qué hay de las cucharas de madera? ¿Y del aclarado anterior? ¿Es necesario?

Esta guía trata de resolver las cuestiones que surgen cuando se trata de poner en marcha la no-tan-fácil tarea de poner este electrodoméstico en marcha.

ELIMINA LOS RESTOS

Antes de meter los platos en el lavavajillas, elimina cualquier resto de comida. No se trata de fregarlos, basta con pasar un papel de cocina por encima o, como recomienda la guía Consumer Eroski, colocarlos debajo del grifo. De esta forma no sólo se garantiza un buen lavado, sino además se evita que los restos de comida atasquen el filtro de la máquina.


NO TE PASES LLENÁNDOLO

Así lo dice la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en su lista de consejos para poner el lavavajillas. Esta recomendación se traduce en que los platos deben estar separados y sin tocarse entre sí. En esta infografía puedes ver cómo hacerlo correctamente. Además es recomendable comprobar que los platos no entorpecen el trabajo del brazo aspersor. Un lavavajillas con varillas abatibles te hace la vida más fácil a la hora de encajar cacerolas y sartenes.


LOS CUBIERTOS DEBEN IR CON EL MANGO HACIA ABAJO

Aunque algunos piensen que poner el mango de un cuchillo de sierra hacia arriba puede ser un peligro, ya que nos podemos pinchar o cortar, lo cierto es que colocarlo hacia abajo es una forma de acabar rápido con su vida útil. De esta forma la punta de los cuchillos se estropea mucho antes. Además, si se colocan cucharas y tenedores con el mango hacia arriba, no se limpiarán nunca del todo. En cualquier caso siempre es mejor utilizar portacubiertos con la tapa perforada o lavavajillas que cuenten con una tercera bandeja superior, que aportan una mayor capacidad, ergonomía y mejores resultados del lavado.


Y LOS CUCHILLOS BUENOS ES MEJOR LAVARLOS A MANO

Como explica en la edición estadounidense de The Huffington Post, los cuchillos buenos —por ejemplo, los de cortar jamón— es recomendable no introducirlos en el lavavajillas. Son más frágiles de lo que pensamos. El agitación del lavado puede afectar al filo del cuchillo y pueden verse afectados por golpes y arañazos con otros objetos.


LAS CUCHARAS DE MADERA DEBEN LAVARSE BAJO EL GRIFO

No todo cabe en el lavaplatos. Los cubiertos de madera así como las tablas para cortar de este material deben utilizar otro método de lavado. La madera es un material poroso y se estropea fácilmente. De ahí que lo recomendable, según el blog Hogar y ahorro de la marca de detergente Flota, sea limpiar las tablas de madera con agua y jabón y después de secarlas frotarlas con limón para proceder a la desinfección, ya que son propensas a acumular bacterias en su interior. Los cubiertos de madera o con mango de madera deben lavarse con agua caliente y jabón y secarse rápidamente.


LAS COPAS DE CRISTAL SE PUEDEN METER... EN ALGUNOS CASOS

Algunos electrodomésticos tienen incluida la función para proteger el cristal que permite lavar las copas de cristal en su interior. Sin embargo, la mayoría de los lavavajillas no incluyen esta función de ahí que metiendo éstas en su interior corremos el peligro de que se nos estropeen. Entre otras cosas, los detergentes pueden hacer mella en ellas, provocando que pierdan brillo.


ESPERAR PARA ABRIR

Si no quieres que tus platos y vasos salgan mojados después de lavarlos, tienes dos opciones: recurrir a un lavavajillas con secado por Zeolitas, o esperar 30 minutos antes de abrirlo. La OCU hace esta recomendación ya que si se abre rápido, los platos se enfrían rápidamente y se produce la condensación del vapor. Sin embargo, en el lavavajillas cerrado, el calor contribuirá a que se evaporen los restos de humedad.


VINAGRE PARA SACAR BRILLO

La guía de Consumer Eroski incluye un truco muy simple y ecológico para sacar brillo al interior del lavavajillas: usar vinagre blanco. Incluir media taza o medio vaso en la parte inferior, cerca del agujero por donde se vacía el agua, y ponerlo a funcionar a máxima temperatura durante un ciclo entero.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada   Facebook   Twitter Instagram Pinterest

ESPACIO ECO