TENDENCIAS
09/07/2015 08:46 CEST | Actualizado 09/07/2015 10:02 CEST

Tercer encierro de San Fermín 2015: emoción, peligro y ningún herido por asta de toro (VÍDEO)

Ha sido una carrera intensa y cargada de emoción. El tercer encierro de los sanfermines 2015 ha tenido momentos de peligro originados por un toro que se ha adelantado al resto de la manada y que ha provocado numerosas ocasiones de peligro. La carrera ha durado dos minutos y 23 segundos y se ha saldado con seis heridos, ninguno de ellos por asta de toro.

La Cruz Roja de Navara ha confirmado este dato a través de su cuenta de Twitter, en la que informa de cada uno de los movimientos que se originan durante y tras el encierro.

La manada, de la ganadería madrileña Victoriano del Río, ha hecho un primer amago de no salir de los corrales tras el lanzamiento del cohete que marca el inicio de la carrera, pero luego ha subido al galope por la cuesta de Santo Domingo. A los pocos metros de iniciarse el recorrido, un astado negro y otro castaño se han puesto en cabeza de la manada a un fuerte ritmo, obligando a los mozos a apartarse de las astas con celeridad.

Rápidamente, el toro negro se ha ido distanciando del resto de sus hermanos por la alta velocidad que estaba imprimiendo a la carrera y en la entrada a la plaza del Ayuntamiento ha tirado a un mozo con el pitón.

A partir de aquí se han sucedido los momentos de peligro, tanto en la calle Mercaderes, donde el morlaco que iba en cabeza se ha caído tras dar varios derrotes, como más tarde en Estafeta, donde otro de sus hermanos se ha adelantado para completar en solitario el resto del recorrido. Esto permitió que algunos mozos se lucieran con largas carreras delante de las astas.

El toro negro ha entrado a los chiqueros de la plaza sin nuevas escenas de riesgo y por detrás ha llegado el resto de la manada agrupada.

Los astados serán lidiados esta tarde a partir de las 18:30 horas por los diestros Sebastián Castella, Ivan Fandiño y Alejandro Talavante en la plaza de toros de Pamplona.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

ESPACIO ECO