NOTICIAS
25/07/2015 15:56 CEST | Actualizado 25/07/2015 15:56 CEST

Fernando Alonso se baja a empujar su McLaren en plena Q2 del GP de Hungría

Una imagen muy poco habitual. En plena Q2 del Gran Premio de Hungría que se celebra este fin de semana en el circuito de Hungaroring, el McLaren-Honda de Fernando Alonso se quedó parado. El piloto asturiano no dudó en bajarse de su monoplaza para empujar su vehículo hasta los boxes.

Con la ayuda de unos comisarios de pista, consiguió llevarlo hasta allí, pero pese a su esfuerzo, quedó eliminado de la Q2 porque según el reglamento, el coche debe entrar en marcha al box para poder volver a rodar en el circuito.

"No sé que le pasó al coche, supongo que habrá sido un conector. Se paró dos veces y a la segunda ya se quedó parado de forma definitiva", explicó Alonso en declaraciones que recogió el canal de televisión Antena 3.

"En box me dijeron que si el coche no entraba por sí mismo, no podía volver a salir, así que todo el esfuerzo fue en balde", explicó. "Creo que el puesto doce o el trece hubiese sido posible sin esta avería", añadió, "En Hungría lo más importante es el sábado, es casi el día de la carrera, por lo que salir el 16 y por la parte sucia... se nos juntan todos los problemas", indicó el de Oviedo, que, en realidad saldrá decimoquinto.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

"La situación no es la ideal, pero ojalá se solucionen los problemas y podamos completar la carrera sin problemas", deseó el asturiano en el circuito en el que en 2003 logró la primera de sus 32 victorias en Fórmula 1.

Será el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), líder del Mundial, quien saldrá primero este domingo al haber logrado este sábado su quinta 'pole' consecutiva del año.