INTERNACIONAL
26/07/2015 11:07 CEST | Actualizado 26/07/2015 21:34 CEST

El PKK da por rota la tregua con Ankara y mata a dos soldados

El viernes, Turquía bombardeó bases del Estado Islámico en Siria. El sábado, repitió. Era su respuesta a los atentados que, sólo en la última semana, han matado a unos 40 civiles turcos en su propio territorio. En la andanada del sábado sus cazas de guerra también atacaron al proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) , y con ese paso acaba de abrir un frente interno impredecible, que esta misma noche se ha cobrado las primeras víctimas.

Dos soldados han muerto y cuatro han resultado heridos en un ataque con coche bomba en Diyarbakir, provincia de mayoría kurda en el sur de Turquía, según un comunicado emitido por el Estado Mayor turco. La nota atribuye el ataque a "un grupo terrorista de una organización terrorista separatista", fórmula habitual para referirse a la guerrilla kurda.

Las autoridades turcas también han bloqueado el acceso a una decena de páginas de información consideradas prokurdas y ha detenido a cerca de 600 supuestos activistas; por el momento se desconoce cuántos pueden ser próximos al PKK y cuántos al EI.

LA TREGUA SE ACABÓ

El PKK, unas horas antes, hizo saber que la tregua que hasta el momento tenía pactada con el Gobierno de Ankara carece de significado tras los ataques aéreos del Ejército turco contra sus posiciones.

"La tregua ya no tiene sentido después de los intensos ataques aéreos del Ejército turco invasor", según ha hecho saber el PKK en una declaración efectuada en su página web oficial, en referencia al alto el fuego acordado hace tres años para poner fin a uno de los conflictos más violentos de las últimas décadas en Turquía.

Las conversaciones de paz entre el PKK y el Gobierno turco comenzaron en octubre de 2012 con el objetivo de dar fin a una guerra que ha provocado más de 40.000 muertos en 30 años, y que ha detenido el crecimiento de la región del sudeste de Turquía, de mayoría kurda.

Menos de 24 horas después de esta declaración, dos soldados turcos han muerto y otros cuatro han resultado heridos al estallar un coche bomba y un número todavía indeterminado de explosivos de fabricación casera en la localidad de Diyarbakir, en el sureste del país, según ha informado este domingo el Ejército en un comunicado.

El Ejército ha acusado de este ataque a milicias kurdas, actualmente objetivo de una operación militar que proseguirá en las próximas horas de acuerdo con la nota.

EEUU APOYA AL EJECUTIVO TURCO

La Casa Blanca, por su parte, ha aplaudido la operación militar que Turquía ha emprendido contra Estado Islámico, pero también la del PKK.

El asesor del enviado especial del presidente, Barack Obama, en la coalición contra Estado Islámico, Brett McGurk, aseguró en Twitter que "no existe conexión entre los ataques contra el PKK y el reciente entendimiento entre EEUU y Turquía para luchar contra Estado Islámico", pero fuentes de la delegación que acompaña a Obama en Kenia reiteraron que el PKK es un grupo terrorista.

McGurk declaró en una cadena de mensajes que da "el respaldo completo" al derecho de Turquía "a la autodefensa" y condenó los ataques del grupo liderado por Abdulá Ocalan, en prisión.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha anunciado la convocatoria para el próximo martes de un consejo extraordinario de la Alianza a petición de Turquía, que apela al Artículo 4 del Tratado de Washington por el que se fundó la OTAN."Según el Artículo 4 del Tratado, cualquier aliado puede solicitar consultas cuando en opinión de cualquiera de los aliados esté amenazada su integridad territorial, su independencia política o su seguridad", explica la OTAN en un comunicado.

Y ADEMÁS...