INTERNACIONAL
18/08/2015 18:20 CEST | Actualizado 18/08/2015 18:20 CEST

El desafío de Putin a Ucrania en batiscafo (FOTOS)

AP

El presidente ruso, Vladímir Putin, se gusta. Por eso, si ya de por sí su visita a la anexionada península de Crimea despertaba los recelos de Ucrania, no ha querido que se quedara ahí y se ha sumergido en un batiscafo hasta el fondo del mar Negro.

Así, el líder ruso se ha dejado querer y se ha convertido en protagonista, una vez más, de una de esas sesiones fotográficas con las que demostrar cómo sus expediciones siempre tienen un componente con el que dar de qué hablar.

Terminada su expedición al fondo del mar Negro, ya en tierra de Crimea, Putin ha afirmado que rusos y ucranianos son "el mismo pueblo" y ha calificado de "humillante" para Ucrania que ciudadanos extranjeros ocupen cargos en su Gobierno y dirijan regiones de ese país.

"Estoy seguro de que, pese a todas las dificultades del momento actual, la situación en Ucrania se enderezará" y el país "se apartará de la vergonzosa práctica de someter todo un enorme país europeo bajo el mando externo, con puestos clave en el Gobierno y las regiones en manos de ciudadanos extranjeros", ha dicho Putin.

Por su parte, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, ha calificado de "desafío al mundo civilizado" la visita del líder ruso y ha advertido de que ésta eleva la tensión en el este de Ucrania. "El viaje de Putin a la Crimea ucraniana sin el acuerdo de las autoridades ucranianas es un desafío al mundo civilizado, que eleva la tensión creada por los militares rusos y sus mercenarios" en las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk, ha escrito Poroshenko en su Facebook.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...