INTERNACIONAL
27/08/2015 21:44 CEST | Actualizado 27/08/2015 21:44 CEST

Médicos y pacientes bailan en Sierra Leona para festejar el alta de la última paciente de ébola

Dar un alta hospitalaria es siempre una alegría, para el paciente, claro, pero también para los médicos y demás sanitarios que le atienden. Lo extraño es que la felicidad sea tan grande que hasta entren ganas de bailar. Esta vez la ocasión lo merecía: el gran hito que tocaba celebrar el pasado 24 de agosto es que una mujer llamada Adama Sankoh fue dada de alta del Centro Internacional de Tratamiento Médico del Ébola, en el norte de Sierra Leona, y con su recuperación el país africano alcanza el hito de cero casos de ébola confirmados desde el brote se inició en mayo de 2014. Esta mujer fue contagiada por su hijo, que murió por culpa del virus.

Aunque esta es una noticia fantástica, la lucha contra el virus no termina con esta celebración. Sierra Leona debe estar ahora 42 días sin nuevos casos denunciados antes de poder ser declarado un país libre de Ebola.

"Hemos visto muchos contratiempos antes, y nadie debe ser complaciente con el desafío que tenemos por delante para el pueblo de Sierra Leona", afirma Sean Casey, director del International Regional Medical Corps para África Occidental. "Pero, sin duda, este es un día de celebración y de reflexión sobre las miles de vidas perdidas durante esta crisis devastadora", abunda.

Su colega Lawrence Kargabai habla del "principio del fin" de la enfermedad, "que ha tocado a todo el país, de una u otra manera". "Todos tienen víctimas cerca", se duele. La doctora Zoe Wheeler añade que "ahora hay que mantener muy activa la vigilancia ante nuevos casos", por lo que llama a una "alegre cautela".

En el siguiente mapa se puede ver la evolución, en color, de casos en toda la zona de África occidental hasta el mes pasado:

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Casi 4.000 personas han muerto a causa del ébola en Sierra Leona en los últimos 15 meses, un trauma que tardará mucho en sanar por completo. El último caso aún aparece hoy mismo en las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a los que se suman los últimos ocho casos detectados en Guinea, los únicos activos ahora.

Muchos de los 13.000 supervivientes de ébola en Sierra Leona, además, han dado señales de problemas de salud después de haber superado el virus. El personal sanitario está tratando de identificar cuáles son y encontrar un remedio.

LA BATALLA SE VA GANANDO

El de Sierra Leona se suma a otros casos, sobre todo en el continente africano, de batallas ganadas al ébola. Por ejemplo, Liberia, oficialmente, es desde mayo un país libre de ébola. Lo dice la Organización Mundial de la Salud, que ha acreditado que ya ha pasado incluso la cuarentena sin que aparezcan casos nuevos. Hasta llegar a ese feliz momento, más de 4.500 personas han muerto en el país africano afectados por el virus.

Pese a las buenas noticias, la ONU ha instado a permanecer vigilantes hasta que el ébola sea eliminado en las naciones vecinas como Guinea. Según sus datos, más de 11.000 personas han muerto de ébola en Liberia, Guinea y Sierra Leona desde el comienzo del brote en diciembre de 2013. En Liberia, el brote alcanzó su peor momento entre agosto y octubre pasado.

Guinea aún tiene casos localizados hace apenas nueve días, como se puede ver en este mapa interactivo de la OMS.

La epidemia de ébola que comenzó hace un año en la región de África Occidental podría terminar a finales de 2015, ya que el número de transmisiones en los países afectados se ha reducido considerablemente durante las últimas semanas.

"El objetivo de llegar a cero casos no es inalcanzable, aunque hay que ser todavía prudentes, ya que la estación de las lluvias va a comenzar en esta zona y durante ella hay numerosos movimientos de población que dificultan el control de la situación", ha avisado el asistente del director general de la OMS para el ébola, Bruce Aylward.

(Puedes seguir leyendo tras el cuadro...).

Recuento de casos y fallecidos desde que se dio el primer brote, en 2014, hasta este mes de agosto.

El virus ébola, que se transmite por contacto con la sangre o los fluidos corporales, ha infectado hasta la fecha a 27.784 víctimas y ha provocado la muerte de 11.294 personas principalmente en, según el último recuento publicado el 29 de julio por la agencia sanitaria de la ONU.

EL CASO DE ESPAÑA

El ébola en España dio la cara cuando se anunció que una auxiliar de enfermería del Hospital Carlos III de Madrid estaba infectada. Ocurrió el día 6 de octubre de 2014. Era el primer caso en suelo español pero, tras pasar 42 días desde la curación de la auxiliar de enfermería contagiada sin que se diesen más casos, España pasó a considerarse "país libre de ébola".

Y ADEMÁS...