INTERNACIONAL
28/08/2015 08:32 CEST | Actualizado 28/08/2015 16:14 CEST

Austria confirma que son 71 los cadáveres de refugiados hallados en el camión abandonado

La Policía de Austria ha anunciado que son 71 los cadáveres de refugiados, probablemente de nacionalidad siria, hallados en el camión encontrado ayer jueves en una cuneta, de los cuales 59 son hombres, 8 son mujeres y 4, niños.

Además, la Policía húngara ha detenido a cuatro personas, tres búlgaros y un afgano, por su presunta implicación en la muerte de las 71 personas halladas sin vida este miércoles en un camión en una autopista de Austria, según ha informado en un comunicado.

Además, otras 20 personas han sido interrogadas "en calidad de testigos tras diversos registros domiciliarios, donde se han realizado incautaciones", de acuerdo con la nota.

Los cadáveres se encontraron ayer jueves en un camión que estaba abandonado en un arcén de la autopista A4, entre el lago Neusiedl y la localidad de Parndorf, en el Estado federado de Burgenland, fronterizo con Hungría. Como parte de la investigación, la policía ha lanzado una operación para dar con el conductor del vehículo, del que no se tiene ningún rastro. El vehículo había llamado la atención de los agentes porque llevaba varias horas aparcado en el arcén de la autopista.

El camión fue trasladado el jueves por la tarde a un antiguo puesto fronterizo veterinario en Nickeldorf, donde se procedió a la extracción de los cadáveres. 'Mis compañeros han estado toda la noche trabajando y han recuperado los cuerpos', ha indicado este viernes el portavoz policial Helmut Marban a APA.

MURIERON ANTES DE CRUZAR LA FRONTERA

Por el momento no se han dado detalles sobre las causas de la muerte, aunque las autoridades ya dieron prácticamente por hecho que habrían fallecido asfixiados. Asimismo, la Policía indicó que se cree que ya estaban muertos antes de cruzar la frontera con Austria, puesto que cuando los agentes llegaron al camión de su interior salía líquido de putrefacción.

"Esta tragedia nos ha conmocionado a todos", declaraba ayer la ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner, durante una rueda de prensa en la ciudad de Eisenstadt. "Los traficantes de personas son criminales", agregó Mikl-Leitner, que prometió hacer todo lo posible para dar con los responsables.

REUNIÓN EN VIENA

Precisamente ayer jueves, Viena acogió una cumbre de los Balcanes occidentales centrada en la actual crisis de los refugiados y a la que asistieron, entre otros, la canciller alemana, Angela Merkel, y la responsable de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini.

En un principio, el objetivo de la reunión era fomentar la cooperación regional e intensificar las reformas políticas para allanar el camino de los países balcánicos a la Unión Europea (UE). Sin embargo, la cita se vio marcada por la crisis migratoria que azota la región, donde decenas de miles de personas han pasado en las últimas semanas por Macedonia y Serbia para alcanzar Hungría, miembro del espacio Schengen de libre circulación comunitaria.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ESPECIAL PUBLICIDAD