POLÍTICA
21/09/2015 21:53 CEST | Actualizado 21/09/2015 21:53 CEST

Por qué hacer sondeos electorales en Cataluña es más complejo que nunca

Este lunes sonó el pitido final. A partir de ahora, en cumplimiento de la ley electoral, no se podrán publicar encuestas sobre las elecciones catalanas que se celebrarán el domingo. Los institutos demoscópicos levantan el pie del acelerador después de semanas muy movidas en las que han tratado de captar la tendencia de los electores. Todos coinciden en que el independentismo logrará una amplia mayoría, que casi todos los sondeos indican que será absoluta.

Pero la tarea de hacer encuestas no es sencilla. El sector se mueve en arenas movedizas desde la irrupción de los partidos emergentes y la caída del bipartidismo. Un auténtico terremoto para la demoscopia, que trata de adaptar sus métodos a la nueva y compleja realidad. Estas elecciones catalanas, a las que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dado un carácter plebiscitario, suponen el más difícil todavía. Ante el panorama, los institutos avisan: las predicciones son cosa de magos o videntes. Ellos se limitan a hacer estimaciones.

"La dificultad estriba en que se presentan candidaturas nuevas, como Junts pel Sí o Catalunya Sí que es Pot, en las que no hay recuerdo de voto", explica Manuel Mostaza, director de Operaciones de Sigma Dos. Ese recuerdo de voto es crucial para hacer la famosa 'cocina' de los datos, un proceso que consiste en transformar las respuestas que las empresas obtienen al hacer las encuestas en una estimación de voto, que es el resultado final que publican los medios.

Los analistas tratan así de asignar a los indecisos (o a los que dicen serlo) un voto basándose en algunas variables como, por ejemplo, lo que recuerdan que votaron en elecciones anteriores, el resultado real de las mismas, la fidelidad tradicional del votante de cada partido... La cocina de las encuestas es un proceso subjetivo y los expertos admiten que, con los mismos datos brutos, dos analistas pueden dar finalmente dos resultados distintos.

"LA INTENCIÓN DIRECTA DE VOTO NUNCA ES SIGNIFICATIVA"

"El bruto de la encuesta es una ecografía que solo interpreta un experto. O tienes en cuenta todo eso o das una barbaridad increíble y manipulas más. El problema es que antes era fácil y atinábamos muy bien, pero ahora en muy poco tiempo cambia todo", admitía en noviembre a El Huffington Post Narciso Michavila, presidente de la empresa de análisis demoscópico GAD3.

Mostaza lo ejemplifica: "La intención directa de voto [los datos en bruto que obtienen] nunca es significativa porque hay votantes que cuando su partido está mal tienden a no decirlo. Por ejemplo, la intención de voto directo al PP en Cataluña nunca es superior al 2 o al 2,5% y, en las elecciones, siempre sacan como mínimo un 8, un 9, un 10 o un 11%".

Dicen los expertos que uno de sus problemas en Cataluña es que hay gente que les dice que votó a CiU en las últimas autonómicas, pero ahora Convergencia integra la lista Junts pel Sí, junto a ERC, y Unió va por su cuenta. Interpretar así el recuerdo de voto es una tarea ardua. Por otro lado, Catalunya Sí que es Pot no puede tener recuerdo de voto porque es la primera vez que se presenta a las autonómicas catalanas. "A esas dificultades nos enfrentamos desde las Europeas. Y, en las municipales, por ejemplo, Podemos no iba con su marca", subraya Mostaza, quien admite que el trabajo se ha complicado.

VARIABLES QUE HAN PASADO A LA HISTORIA

Hasta tal punto que hay empresas demoscópicas que han cambiado su forma de 'cocinar' los datos. Es el caso de Metroscopia, que realiza las encuestas que publica El País. José Pablo Ferrándiz, vicepresidente de la compañía, afirma que ya tienen menos en cuenta el recuerdo de voto, una variable que "ha pasado momentáneamente a la historia".

"Lo seguimos mirando, pero ya no la utilizamos casi como variable de interpretación para hacer la estimación. Ya no nos podemos apoyar en él", afirma, a la vez que califica estos comicios de "excepcionales" porque "el planteamiento nunca se había producido". "Con lo cual, entendemos que tampoco los ciudadanos van a votar pensando igual que en otras elecciones autonómicas anteriores", reflexiona.

Descartado el recuerdo de voto... ¿en qué se apoyan ahora para hacer la 'cocina'? Ferrándiz admite que ahora se tienen que fiar "pura y duramente" de lo que les dicen los encuestados. "Hemos comprobado, por ejemplo en las andaluzas y en las municipales y autonómicas, que la intención de voto, e incluso el voto más simpatía en algún caso, son las variables esenciales para hacer la estimación", explica.

LO QUE DICEN LAS TENDENCIAS

Con todo, subraya que las encuestas no son un arte adivinatorio, que no predicen, sino que recogen las tendencias, que normalmente nunca fallan. "Y esas tendencias dicen que va a ganar Junts pel Sí, que está rozando la mayoría absoluta pero parece que no lo va a conseguir, aunque podría lograrla porque la está rozando. Que la CUP sube un montón, que Ciudadanos ha capitalizado el centro derecha catalán y que el PSC obtiene un peor resultado que en 2012 pero no se hunde tanto como algunos predecían", indica.

En este sentido, recuerda que Metroscopia ha estimado que Junts pel Sí logrará entre 66 y 67 escaños. "Si saca 69, que es mayoría absoluta, no significa que las encuestas se hayan equivocado, porque las tendencias las ha recogido", aclara.

Otra dificultad en los comicios del domingo es estimar qué porcentaje de participación habrá, un dato que puede cambiarlo todo. Ferrándiz destaca que en las autonómicas catalanas normalmente vota "la gente más cercana a planteamientos soberanistas o independentistas". "La gran duda que tenemos es si los electores no soberanistas se van a movilizar como en unas elecciones generales o de cambio", indica.

CÓMO INTERPRETAR LA PARTICIPACIÓN

Metroscopia ha estimado un 74% de participación y su experto da una clave para interpretar esos datos el domingo: "Todos pensamos que el electorado soberanista está muy movilizado, casi al máximo, así que se entiende que cuanta más participación haya significará que se ha conseguido movilizar al electorado no soberanista y los resultados podrían ser totalmente diferentes".

La hora de la verdad es el domingo, pero de momento estos son los gráficos de las encuestas de este lunes y un resumen final con todos los sondeos publicados hasta la fecha:

ENCUESTA DE LA RAZÓN

ENCUESTA DE EL MUNDO

ENCUESTA DE LA CADENA SER

ENCUESTA DE ELDIARIO.ES

EL HUFFPOST PARA VODAFONE