POLÍTICA
17/10/2015 12:59 CEST | Actualizado 17/10/2015 17:02 CEST

Pedro Sánchez sobre Lozano: "El PSOE no es patrimonio exclusivo de los militantes"

EFE

Irene Lozano. Era el nombre que sobrevolaba la sala, y al final el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha tenido que hacer alusión a ella, aunque ha sido a puerta cerrada y muy brevemente, casi de pasada.

En su discurso de apertura del Comité Federal del PSOE que se celebra este sábado en Madrid, se ha centrado en destacar la "capacidad", "honradez" y "decencia" de todos los candidatos de las listas de su partido para las próximas elecciones generales que, a su juicio, van a ganar. En ningún momento se ha referido directamente a la reciente incorporación de la exdiputada de UPyD ni a las críticas que esta incorporación causa, especialmente en las direcciones de Andalucía, Extremadura y Asturias.

Eso sí, nada más comenzar su intervención, el candidato a la Presidencia del Gobierno ha mostrado su "gratitud" a todos los candidatos, a los que repiten y -guiño- a los que se incorporan "por primera vez venidos, de dentro y fuera del partido". A todos les ha trasladado "la exigencia de trabajar duro, con ejemplaridad".

Sin embargo, según han informado fuentes socialistas, en su segunda intervención ya sin medios de comunicación ha dicho que "el PSOE no es patrimonio exclusivo de los militantes, sino de la mayoría de los ciudadanos progresistas que quieren cambiar España". Pese al malestar interno que ha generado el fichaje de Irene Lozano, las críticas no se han hecho públicas en esta reunión, indican las mismas fuentes.

Así que de soslayo es como se ha aludido a la mujer que será la número cuatro por Madrid al Congreso de los Diputados. Este fichaje provocó que este viernes el secretario de Organización del PSOE de Andalucía, Juan Cornejo, no votara el dictamen de la Comisión Federal de Listas, tras una reunión en la que dos socialistas asturianos también dejaron patente su "malestar". Pese a todo, el candidato del PSOE a La Moncloa ha logrado contener ese malestar en su partido, con ayuda de los principales barones, que han vuelto a darle un voto de confianza en la reunión.

Sánchez ha comenzado su intervención antes de que llegara la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ha llegado al lugar de la cita diez minutos más tarde de que comenzara ha hablar. Quien no ha acudido es el presidente de Asturias, Javier Fernández, que se ha erigido en los últimos meses en un pilar ideológico del partido.

OPINIONES DIVIDIDAS

Díaz, a su llegada, se ha limitado a decir que no hacía comentarios sobre Lozano. Empezado el encuentro, la delegación andaluza tampoco ha hablado. No lo ha hecho ningún miembro de su federación, algo que no es frecuente en absoluto en este tipo de comités. Algunos asistentes al encuentro han hablado, por ello, de "silencio atronador".

Sí han hablado otros colegas del PSOE. El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha considerado hoy que Pedro Sánchez la ha elegido "pensando lo mejor" para los resultados electorales del PSOE. Ayer mismo reclamaba a la ex de UPyD que pidiera disculpas por sus cargas contra su nueva formación, una exigencia que hoy ha reiterado, mostrando su "discrepancia" con este paso dado por su líder.

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha valorado satisfecho esta incorporación, ya que considera que "todo lo que sea aperturismo" en el PSOE es "algo positivo" y ha defendido que con su decisión de participar en el proyecto socialista están "implícitas" las disculpas que le piden algunos socialistas. "Evidentemente piensa que el partido ha cambiado", ha aseverado.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido por su parte un "voto de confianza" para Pedro Sánchez y ha defendido que, "siempre", el socialista ha sido "un partido con vocación mayoritaria y con capacidad de inclusión".

La candidata del PSC a las elecciones generales, Carme Chacón, ha evitado ahondar en en la polémica y sólo ha valorado que se trata de "una buena parlamentaria".

Por su parte, la secretaria general del PSOE de Madrid, Sara Hernández, ha dicho que la entrada de Irene Lozano en las listas es "prueba evidente" de que hay "muchas" personas que desean sumarse al proyecto "ilusionante" de Sánchez.

Sin embargo, otros compañeros de Madrid no lo ven igual. El concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid y exportavoz del grupo municipal socialista, Antonio Miguel Carmona, ha exigido a Hernández que dé explicaciones sobre la elaboración de las listas del partido a las elecciones generales, con añadidos inesperados como el de Lozano, de la que ha cuestionado su "curriculum como socialista".

El que fuera secretario general de los socialistas madrileños Tomás Gómez ha asegurado que de haber sido nombrado él secretario general del PSOE el fichaje de Lozano "no se habría permitido", porque es, dice, una "ocurrencia".

¿Y QUÉ DICE RAJOY?

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha visto la crisis de su adversario y no ha tardado en referirse a la polémica del caso Lozano. Desde Toledo ha dicho que el PP "no fichará a nadie de última hora para que le regeneren".

Su formación, sostiene, no se presenta a las elecciones como el PSOE, "haciendo disquisiciones de a quién va a apoyar, sin programa, sin ideas y haciendo fichajes de última hora para que le regeneren". "Somos un partido de Gobierno, no tenemos vocación de bisagristas, somos el más grande de España y el que ha ganado las últimas elecciones municipales y las últimas europeas", ha subrayado.

Y ADEMÁS...

ESPACIO ECO