ECONOMÍA
29/10/2015 09:01 CET | Actualizado 29/10/2015 19:06 CET

Espacio Ecooo: el rincón de Madrid que funciona al 100% con energía renovable

Espacio Ecooo no es lo que parece. Detrás de una puerta sencilla en el madrileño barrio de Lavapiés se esconde lo que sus responsables definen como “un espacio mágico”. Se trata de un local, pero que por su excepcionalidad podría ser una isla en medio de la gran ciudad: un edificio de 400 metros cuadrados donde el 100% de las energías que se utilizan son renovables.

El lugar constituye la sede de Ecooo, una “empresa de no-lucro” que lleva 10 años “desarrollando estrategias para implicar a ciudadanos a favor del cambio de modelo energético”. “Tenemos claro que nada va a cambiar si no hay una ciudadanía activa que empuje el cambio. Y el cambio de modelo energético es una urgencia y, además, una palanca de cambio para el modelo económico y social”, subraya Cote Romero, una de las coordinadoras de Ecooo.

Quieren demostrar que el cambio es posible con espacio Ecooo, donde la bienvenida la da una librería con tres temáticas: ecología, energía y economía. “Porque lo primero de todo es conocer. Para poder tomar decisiones con criterio tienes que profundizar en el conocimiento”, señala Romero. La biblioteca da paso a un espacio diáfano donde se llevan a cabo presentaciones de libros, talleres, cursos, asambleas…

"LAS PERSONAS SOMOS PARTE DE LA SOLUCIÓN"

En el año que lleva abierto, este espacio se ha convertido en una herramienta para algunos partidos políticos. Por ejemplo, allí tuvo lugar la rueda de prensa en la que Ahora Madrid y el PSOE anunciaron su acuerdo para llevar a la alcaldía a Manuela Carmena. Y también allí, pero en enero, Pablo Iglesias valoró los resultados de las elecciones griegas que ganó Syriza.

Junto a esa sala, los miembros de Ecooo llevan a cabo sus proyectos. “Es donde se pasa del discurso a la acción”, indica Romero, quien subraya que los ciudadanos no deben limitarse a ser “meros administrados” que esperan a que las grandes empresas o el Estado hagan las cosas: “Para la transformación es fundamental que las personas seamos parte de la solución y nos hagamos cargo de las soluciones”.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

terraz

Una de ellas es, en su opinión, el proyecto ‘Recupera el sol’, una iniciativa de participación abierta que consiste en la recuperación de plantas fotovoltaicas que corren el riesgo de desaparecer. Ecoo ofrece la oportunidad de ser copropietario de esas plantas a todo el mundo que quiera invertir al menos 100 euros. “De momento, 1.500 personas han decidido sacar su dinero del banco y meterlo en una de nuestras instalaciones fotovoltaicas para producir energía limpia”, dice con orgullo Mario Sánchez-Herrero, fundador de la organización, quien afirma que ya tienen 80 instalaciones fotovoltaicas “en manos de personas normales”.

"ESAS CONTRADICCIONES NO PUEDEN EXISTIR"

Cada participante, afirma, consigue una rentabilidad por encima del 5% después de impuestos y hacen con su dinero “algo que tiene sentido ecológico, ético”. “Es muy importante que la gente haga cosas, que no se conforme sólo con escoger un partido político en las elecciones, porque al mismo tiempo tiene un fondo de inversión de renta variable en un banco convencional que no sabe qué hace con su dinero. Esas contradicciones no pueden existir”, zanja Sánchez-Herrero, quien recuerda que sin apenas esfuerzo se pueden tomar tres o cuatro decisiones que “te colocan a favor de la vida, de la justicia social, del planeta, en vez de permanecer en ese otro lugar difuso”. “Ojalá los mismos que van a votar el 20-D, ese mismo día tomaran decisiones a favor de un cambio de modelo energético”, exclama.

El espacio Savia Solar quiere demostrar que esa otra manera de entender la energía y el medioambiente es posible. El edificio era un antigua fábrica de pan en el barrio de Lavapiés que hace unos años fue rehabilitada por la empresa especializada Satt con criterios de eficiencia y bioconstrucción. Eso quiere decir, por ejemplo, que todos los materiales con los que está hecho son ecológicos.

Pero, además, todas las energías que se utilizan son renovables. El espacio tiene paneles térmicos que calientan el agua y el suelo está provisto de conductos de agua caliente con los que se calienta el edificio. Los días nublados o fríos, en los que los paneles no pueden funcionar a su máxima potencia, entra en acción una caldera de biomasa. Y Ecooo tiene contratada la energía con la empresa Som Energía, una cooperativa sin ánimo de lucro que sólo proporciona energía de origen renovable.

"TENEMOS QUE HACER AUTOCONSUMO POR RESPONSABILIDAD"

“Las 80 plantas que tenemos inyectan en el sistema un montón de energía limpia. Nosotros lo producimos allí y quien nos lo comercializa es Som Enegería, a la que le cedemos los certificados que acreditan que hemos producido energía eléctrica limpia. Y es quien nos hace llegar la energía que hemos producido”, explica Sánchez-Herrero.

Porque el autoconsumo es para los miembros de Ecooo una muestra de rebeldía en sí mismo. “A pesar de que el gobierno ha regulado en contra del autoconsumo, entre otras cosas con el llamado impuesto al Sol, tenemos que hacer autoconsumo por responsabilidad medioambiental, ética, y porque este Real Decreto va a tener una vida muy corta porque todos los partidos distintos del PP se han comprometido a derogarlo”, advierte Sánchez-Herrero, quien le recuerda al PSOE que eliminar el impuesto al Sol, como han prometido, no es suficiente.

“Deben comprometerse a aprobar un Real Decreto de Autoconsumo con balance neto, que haga desaparecer el impuesto al sol, que ofrezca seguridad jurídica a largo plazo, que simplifique la tramitación administrativa y que permita las instalaciones colectivas en comunidades de propietarios”, recuerda junto a la pintoresca terraza de Savia Solar donde a veces se bebe cerveza y se toca la guitarra: “Tan importante es luchar por lo que crees como abrazarte y ver que la vida no se agota en los objetivos y en las metas”.

TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

ESPACIO ECO