POLÍTICA
30/10/2015 07:58 CET | Actualizado 30/10/2015 07:58 CET

Pablo Iglesias: "Rajoy, Sánchez y Rivera apuestan por el frentismo"

REUTERS

En la víspera de su primer encuentro con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el candidato de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado el inmovilismo tanto del jefe del Ejecutivo, que le recibirá este viernes a las 16:30 en Moncloa, como del candidato del PSOE, Pedro Sánchez, y del de Ciudadanos, Albert Rivera.

"Es muy difícil el consenso porque Rajoy, Sánchez y Rivera apuestan por una fórmula que no ha funcionado, que es el frentismo", ha dicho Iglesias, entrevistado en el programa Hora 25 de la Cadena SER. "No es tiempo de frentes, sino de dialogar. Nosotros queremos dialogar con todos y el único veto es el de los corruptos", ha añadido.

Para el líder de Podemos, hacen falta "alianzas para acabar con la igualdad y la corrupción" y eso es lo que le pedirá hoy viernes a Rajoy, en un encuentro en el que, según ha adelantado Iglesias, habrá "muchas diferencias".

"Le vamos a decir a Rajoy que existen una serie de problemas de Estado, entre los que está Cataluña, pero que no es el único. La corrupción, la Justicia, los derechos sociales y el problema de la ley electoral, no son problemas que tengan que ver con la campaña, sino con los próximos diez años", ha proseguido.

Iglesias propone una discusión más amplia, enmarcada en un proceso constituyente, en el que se aborden todos esos temas, incluido el modelo territorial, y en el que se permita el derecho a decidir de los catalanes. "El debate no es referéndum sí o no, sino qué vamos a hacer los próximos años", asegura Iglesias, quien insiste en que no quiere que los catalanes se independicen pero que tampoco quiere hacerse "el sordo" por ello.

"UNA ANORMALIDAD DEMOCRÁTICA"

El candidato de Podemos ha asegurado sentirse con mucho "ánimo y ganas" y ya no estar "cansado". "Estoy preocupado por la situación de nuestro país, pero con ganas y la convicción de cambiar las cosas y hacer las cosas mejor defendiendo a la gente", ha afirmado.

Además, ha valorado la rectificación del presidente del Gobierno, contrario en un principio a recibirle en Moncloa, porque "rectificar es de sabios" y porque era "una anormalidad democrática".

ESPACIO ECO