POLÍTICA
01/03/2016 08:57 CET | Actualizado 01/03/2016 10:59 CET

Otegi sale de prisión tras seis años y medio de condena

El exdirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi ha salido este martes poco antes de las nueve de la mañana del centro penitenciario de Logroño, donde ha permanecido seis años y medio por tratar de reconstruir la ilegalizada Batasuna bajo las órdenes de ETA.

Otegi ha salido con el brazo en alto y el primer abrazo ha sido para su hijo Hodei y, posteriormente, para el resto de sus familiares. Los asistentes y los integrantes de Sortu han hecho un pasillo que llevaba hasta el escenario en el que exportavoz de Batasuna ha dirigido unas palabras, primero en euskera y luego en castellano. "A pesar de que algunos dicen que no existen, hoy sale un preso político", ha asegurado.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

Otegi a su salida de prisión junto a las personas que han ido a recibirle

"Cuando sale un preso social, un preso común, no hay tanta cámara", ha bromeado dicho para agregar: "La paz es el camino, es la apuesta que hicimos" y, respecto a las posibilidades de que se presente como candidato a lehendakari en las elecciones vascas, Otegi ha aclarado quer "el mejor lehendakari y el mejor alcalde es el pueblo", ha apostillado.

RESPALDO A SU SALIDA

Unas 200 personas se han concentrando en la entrada de la prisión logroñesa desde las 7:15 horas, y algunos simpatizantes han portado pancartas de bienvenida a Otegi y a favor del acercamiento de los presos de ETA al País Vasco.

Además de su familia, a la salida de la cárcel le esperaban varios dirigentes abertzales, entre ellos el presidente de Sortu, Hasier Arraiz; el exdiputado general de Guipúzcoa, Martin Garitano; y otros representantes de la izquierda abertzale, como Joseba Permach, Pernando Barrena, el diputado vasco Iker Casanova, Miren Zabaleta -condenada por la misma causa que Otegi que salió de prisión el pasado octubre-. Entre los congregados está también el expreso de ETA Josu Zabarte, (conocido como el 'Carnicero de Mondragón').

También han acudido históricos como Tasio Erkizia, Joseba Álvarez, Pablo Gorostiaga e Iñigo Iruin, Joseba Permach; y el secretario general de EA, Pello Urizar. Hasta Logroño se han desplazado miembros de las CUP como la diputada Anna Gabriel y el exportavoz en el Parlament David Fernández, y los cantantes Fermín Muguruza y Lluís Llach.

A las puertas de la prisión se han apostado efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil. Poco antes de dejar la prisión se ha podido ver por una ventana como otros presos se despedían de él mostrando una camiseta de la Real Sociedad.

REACCIONES

Mientras, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha sido el primero en reaccionar sobre la salida. Lo ha hecho en su cuenta de Twitter:

En la misma línea esgrimida por Otegi al salir de la cárcel -al considerarse un "preso político"- el dirigente de Podemos ha sugerido con su mensaje que el líder de la izquierda abertzale ha estado recluido por sus ideas.

Poco después se ha manifestado el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, quien ha recordados a las víctimas de ETA y ha confiado en que el exportavoz de la ilegalizada Batasuna cumpla su sentencia y permanezca inhabilitado para la actividad política hasta 2021.

"Pienso en las víctimas que personajes como éste", ha dicho en declaraciones a RNE, recogidas por la agencia Europa Press, sobre Otegi, al que ha calificado como personaje de "una historia enormemente turbia, cruenta, siniestra".

Hernando ha recordado a las más de 850 víctimas asesinadas por ETA, "la banda terrorista en la que este señor ha estado militando y a la que ha estado alentando", y la frustración y el dolor de sus familiares.

Preguntado si la salida de prisión de Otegi dará alas a la izquierda abertzale, ha replicado que a él más bien le daría "vergüenza" tener militando en su organización a un personaje cuya vida ha estado marcada "por el apoyo a los asesinos".

LOS PLANES DE OTEGI

Otegi, en una entrevista publicada el pasado lunes en The New York Times, afirmó que se presentará a las elecciones internas de EH Bildu para ser el candidato de esa formación de la izquierda independentista a la Presidencia del Gobierno vasco.

El político fue condenado en 2011 a diez años de prisión por un delito de integración en la organización terrorista ETA.

El tribunal consideró probado que Otegi, al intentar reconstruir en 2009 la ilegalizada Batasuna, siguió órdenes de ETA que pretendía seguir utilizando a la izquierda independentista vasca "como su brazo político".

Arnaldo Otegi, de 57 años, fue en los años 90 del pasado siglo el líder más conocido de Batasuna, formación ilegalizada en 2002. Hoy para muchos vascos representa la opción política de la izquierda independentista después de que ETA anunciara que dejaba las armas en 2011.

Photo gallery Arnaldo Otegi sale de la cárcel See Gallery


Photo gallery Otegi See Gallery

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'