POLÍTICA
30/03/2016 14:27 CEST | Actualizado 30/03/2016 15:10 CEST

Sánchez aboga por un "Gobierno parlamentario" con Podemos y Ciudadanos

Frente a la "vía 161" que propone Pablo Iglesias, Pedro Sánchez plantea "la vía 199". El secretario general del PSOE, que ya intentó ser investido y se quedó con 131 apoyos, insiste en convencer al líder de Podemos de sumarse al acuerdo que firmó en febrero con Ciudadanos porque "el Gobierno del cambio sólo se puede construir en base a las tres formaciones que representan el sentir mayoritario".

Sánchez ha explicado que su idea es reunir a Iglesias y a Rivera y que en esa mesa a tres se acuerden "cuáles de las 200, 300 o 400 medidas podamos acordar los tres" y que, en las que discrepen, se trasladen al debate parlamentario en el Pleno del Congreso para "convertirlo en un Gobierno parlamentario".

El líder socialista cree que estamos "más cerca" de lograr un acuerdo porque ambos coinciden en "poner fin al Gobierno de Rajoy" a través de un Gobierno del cambio y en no repetir elecciones. El resto son, según Sánchez, "discrepancias salvables" en el "cómo" materializar dicho Ejecutivo.

Eso sí, Sánchez insiste en que "es fundamental en ese diálogo que se hable del acuerdo con Ciudadanos" porque, dice el dirigente socialista, "es un acuerdo que ofrece soluciones centradas, progresistas y reformistas" y porque, además, se considera "un hombre de palabra".

"Todo acuerdo que se vaya a construir tiene que respetar el logrado con Ciudadanos", ha añadido Sánchez, que sólo espera el 'sí' del partido de Albert Rivera. "Todo acuerdo al que yo eventualmente me pueda someter a una investidura, tiene que incluir el sí de Ciudadanos".

Sánchez considera que "la noticia" de la reunión de hoy "es que el señor Iglesias y Podemos han dicho sí a entrar en una negociación con el PSOE y Ciudadanos". "Por fin, después de cien días, Iglesias ha dicho que sí".

"ÉL SOLO SE EXCLUYE"

También se ha referido a la renuncia que ha hecho Iglesias de ocupar la vicepresidencia que, según el líder de Podemos, producía "rechazo" en el seno del PSOE, tal y como le habría confesado el propio Sánchez.

Pero el líder socialista ha negado la mayor, aunque ha reconocido que, cuando se enteró de la oferta de Gobierno de Iglesias a través del rey, se sintió "atacado".

"Nosotros no hemos vetado a nadie. Él se propuso solo y él se excluye solo. Si alguien se propone y se excluye solo, es su responsabilidad", ha afirmado.

Sánchez considera que Iglesias ha reconocido "implícitamente" su "error" y que eso él lo aprecia y lo agradece. "Pero yo nunca he vetado a nadie. Las formas, si uno las revisa, dejaron mucho que desear", ha añadido.