POLÍTICA
30/03/2016 13:15 CEST | Actualizado 30/03/2016 15:19 CEST

Iglesias renuncia a la vicepresidencia y Sánchez ve "más cerca" el Gobierno

Pablo Iglesias ha ofrecido a echarse a un lado y a no entrar en un futuro Gobierno de coalición para facilitar un pacto con el PSOE. Así lo ha anunciado el líder de Podemos tras reunirse con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ha "agradecido" el "cambio de actitud" de Iglesias.

"Si para que haya un Gobierno 'a la valenciana' en España, mi presencia es una dificultad para el PSOE, estoy dispuesto a ceder y a no estar en ese Gobierno", ha asegurado Iglesias, quien cree que "en política hay que saber ceder". "Para nosotros lo fundamental es que ese Gobierno lleve a cabo políticas que sirvan para defender la justicia social", ha añadido tras su encuentro en el Congreso de los Diputados.

Durante la reunión, Iglesias ha asegurado que Sánchez ha reconocido que en el PSOE hay gente a la que le genera "rechazo" la posible presencia de Iglesias en el Gobierno y que por eso daba un paso a atrás. Sin embargo, el líder de Podemos ha asegurado que eso no quiere decir que el partido morado tenga que renunciar al cargo, ya que no vería "sensato" que se vetara a todos los miembros de la formación.

La versión de Sánchez durante su rueda de prensa ha sido diferente. El candidato del PSOE ha asegurado que ellos "no han vetado a nadie" y que "él se propuso solo y él se excluye solo". El líder del PSOE ha reconocido que personalmente la propuesta de Iglesias y la puesta en escena de la misma "le molestó" y que Iglesias "se ha dado cuenta de que cometió un error y lo ha corregido".

Iglesias ha explicado que Sánchez le ha propuesto una reunión a tres con él y Albert Rivera, algo que el líder de Podemos ha aceptado. Aun así, considera que no ven "posible" que "haya un Gobierno en el que estén Ciudadanos y Podemos simultáneamente". "En Podemos no hay dudas, todos apostamos por la vía valenciana", ha destacado.

LA VÍA DEL 161 FRENTE A LA DEL 199

Ambos han acordado seguir la "senda de diálogo", hablar "por teléfono de forma más continuada" e Iglesias ha informado de que se pondrá al frente del equipo negociador (que lideraba hasta ahora Íñigo Errejón), aunque reconoce que "el camino no es sencillo" y pide al PSOE "que dé una oportunidad" a "la vía del 161".

Esa vía, según Iglesias, es "la más sencilla, la más eficaz y la más posible" de las vías. "Me parece mucho mejor que la del 130, que demostró que no sirve para hacer un Gobierno", ha asegurado Iglesias.

"No le pedimos que rompa con Ciudadanos, sino que transforme lo que no ha podido ser un pacto de Gobierno en un apoyo de Ciudadanos por activa o por pasiva", ha expresado. Iglesias insiste en que se puede lograr además el apoyo del PNV y de los partidos nacionalistas catalanes.

Pedro Sánchez ha insistido en cambio en la "vía del 199", es decir, aquella que incluya también a Ciudadanos, y ha renunciado a prescindir del pacto con la formación de Albert Rivera como base del acuerdo.

El líder de Podemos cree en cambio que hay que avanzar "sobre la base del programa del PSOE y de Podemos" y que los dos están "de acuerdo" en transitar esa vía.

También ha planteado a Sánchez la opción de que Miquel Iceta, portavoz del PSC en el Parlament de Cataluña, y Xavi Domènech, portavoz parlamentario de En Comú Podem, se reúnan para tratar de consensuar una solución para Cataluña.

SÁNCHEZ VE MÁS CERCA EL GOBIERNO

Tras la reunión, Sánchez ha asegurado que "con todas las cautelas y las dificultades" hoy ve "más cerca un Gobierno del cambio y más lejos la repetición de las elecciones".

"El avance es positivo; se vislumbra una opción para que pueda haber un gobierno del cambio y progresista, la cuestión y es cómo lo materializamos y ahí está la discrepancia, una discrepancia que hablando, dialogando y negociando espero podamos salvar", ha dicho el líder del PSOE.

"Cuando hay voluntad de cuerdo hay voluntad de diálogo y eso hemos empezado caminar hoy pese a las dificultades", ha comentado Sánchez, quien ha insistido en que la única opción posible para que haya un gobierno del cambio "que sume" es un acuerdo entre PSOE, Ciudadanos y el partido morado.

Sánchez ha asumido que parece que "no va a ser posible" que Podemos y Ciudadanos entren el Gobierno y, por eso, ha apostado por buscar "otras opciones para que ambas se puedan sentir representadas". A su juicio, los tres deben ponerse se acuerdo en las medidas que puedan compartir y llevar al Congreso aquellas en las que discrepen para buscar acuerdos parlamentarios. Es lo que ha definido con un "Gobierno parlamentario".

PERO CIUDADANOS YA DICE 'NO' A LA ABSTENCIÓN

El último en comparecer ha sido José Manuel Villegas, portavoz del equipo negociador de Ciudadanos que ya ha adelantado el rechazo de su partido a la propuesta de Pablo Iglesias.

Villegas ha afirmado en rueda de prensa que una reunión con Iglesias, Sánchez y Rivera no tendría sentido

porque el líder de Podemos ya ha dicho que quiere la abstención, y los 'naranjas' no van a apoyar un gobierno en el estén los "populistas" de Podemos.

TE PUEDE INTERESAR

ESPACIO ECO