NOTICIAS
15/04/2016 11:18 CEST | Actualizado 15/04/2016 11:18 CEST

26.000 personas llenarán el estadio José Zorrilla para ver la final de Copa de rugby

EFE

Valladolid vivirá este domingo algo nunca visto hasta ahora en España: cerca de 26.000 personas abarrotarán el estadio de fútbol de la ciudad, el José Zorrilla, para presenciar un partido de rugby. En concreto, la final de la Copa del Rey que disputarán los dos equipos de la ciudad, el VRAC Quesos Entrepinares y Silverstorm El Salvador.

Hasta ahora, jamás un partido de rugby entre equipos españoles había generado tanta expectación. El récord de espectadores lo tenía hasta ahora el estadio de La Balastera, de Palencia, que en una final de la misma competición acogió a 9.000 espectadores. También se superarán ampliamente los 12.000 espectadores que se puedan dar cita en el Estadio Nacional Complutense de Madrid cuando juega la selección española.

Las entradas para la final de la Copa del Rey se agotaron, además, en unos pocos días y ahora funciona la reventa, como si de un partido de fútbol de Champions se tratara. El precio de las entradas en ese ‘mercado negro’ supera desde hace semanas los 180 euros. Todo ello ha llevado al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha afirmar: "De haber tenido un estadio de 50.000 personas, lo habríamos llenado también". Y eso que las expectativas iniciales eran vender unas 15.000 entradas.

¿POR QUÉ ESTA LOCURA?

Pero, ¿por qué esta locura por el partido? Porque en Valladolid se respira rugby. En una ciudad acostumbrada a las decepciones en fútbol y en baloncesto, el balonmano fue siempre la vía de escape para los aficionados al deporte. El potente equipo vallisoletano fue durante años uno de los cuatro mejores de España y ganó, entre otras cosas, dos Copas del Rey y una Recopa de Europa. Pero aquellos tiempos pasaron, el equipo desapareció y volvió a fundarse y ahora juega en segunda.

Con ese panorama, las miradas de los aficionados se volvieron hacia el rugby, un deporte en el que Valladolid tiene dos de los mejores equipos de España: el VRAC Quesos Entrepinares -campeón de seis Ligas- y Silverstorm El Salvador -que ha ganado siete campeonatos-, los dos conjuntos que este domingo disputarán la final, considerada en la ciudad más una fiesta que en un partido.

El llenazo de Zorrilla será, por fin, una fiesta y un reconocimiento a dos equipos que han dado a la ciudad las mayores glorias deportivas. Y el estadio lucirá como casi nunca, puesto que las veces que el fútbol ha conseguido llenar el recinto se pueden contar casi con los dedos de las dos manos.

EL REY Y PEDRO SÁNCHEZ

La potencia que el rugby tiene en Valladolid se respira en muchos bares, decorados de arriba a abajo con símbolos del rugby. En las televisiones de algunos de ellos es habitual que se quite un partido de fútbol de primera o de Champions si hay rugby televisado. Y allí nadie protesta por eso. Es más, los parroquianos se agolpan junto a la pantalla para seguir el choque.

La expectación que se ha creado por la final de la Copa es tal que el partido estará presidido por primera vez por el rey y a él asistirá también el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Lo nunca visto.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST